Diario Uno > Fútbol > Maradona

El arquero mendocino que le atajó un penal a Maradona

El ex arquero y actual entrenador de guardametas de Independiente Rivadavia, Ernesto Gregorio Garín, recordó el día que le atajó un penal a Maradona en 1979

Aún conmovido por la triste noticia, este miércoles por la tarde el gran arquero que tuvo Independiente Rivadavia a fines de la década de los '70 y en los '80, Ernesto Gregorio Garín recordó con mucho cariño al fallecido Diego Maradona, a quien admiró y enfrentó en la cancha, y surgío naturalmente el recuerdo del penal atajado por el Gato, cuando la Lepra enfrentó en el viejo torneo Nacional de 1979 a Argentinos Juniors en cancha de Atlanta. "Tuve la suerte de haber jugado con el primero que salió, el de Argentinos Juniors, el más puro, el que para mí fue el mejor, alguien fantástico, y la fortuna de enfrentarlo", recordó Garín.

El histórico arquero que atajó en Independiente Rivadavia, era arquero suplente -el titular era Enrique Juan Reggi- en aquel Nacional de 1979, donde el Azul mendocino integró sin mucha fortuna la Zona C, junto a Racing, Atlético Tucumán (los dos que pasaron de ronda), Colón, All Boys, Argentinos Juniors y Altos Hornos Zapla. Pero la vida le tenía reservada a Garín una sorpresa, y un privilegio: el de jugar contra el más grande, y encima, contenerle un tiro desde los 12 pasos.

Te puede interesar...

Aquel penal atajado en la cancha del Bohemio

Con toda la tristeza que embargó al mundo futbolero (y al resto), el Gato Garín, con mucha modestia accedió a recordar, no sólo el penal, sino la figura de Maradona, ese que fue rival en el comienzo de la carrera de ambos. "La vida me dio la posibilidad de estar a la misma hora, el mismo lugar con una persona de la talla de este muchacho, que luego en el transcurso del tiempo llegó a ser lo que fue. Fue un verdadero orgullo haber estado ahí", dijo el portero surgido del semillero Azul, que también jugó en Ferro, Chacras, Murialdo, Ledesma de Jujuy, Palestino de Chile, San Martín y la Liga de Canadá.

"En el ’79 contra Argentinos, en cancha de Atlanta (revancha), fue cuando le atajé el penal. Yo entré en el segundo tiempo, estaba en el banco, se lesiona el Gringo Reggi, me llaman y me dicen jugá vos que el Gringo no sale. Era una debacle, porque ya nos habían echado a Omarcito Pedernera, que le pegó dos patadas terribles a Diego, y en el túnel nos echaron a otro jugador, e íbamos perdiendo 2 a 0. Imagínate el panorama ese…", rememoró el Gato.

"En la primera jugada, se la da (Hugo) Saggiorato a Maradona, y encaró. Pasó a uno, dos, tres, cuatro, y cuando quise acordar lo tenía enfrente, así que me gambeteó e hizo el gol. Fue increíble. Es una imagen que me quedó marcada para siempre", relató Garín sobre el primer contacto con Diego en aquel partido jugado el 2 de diciembre de 1979.

"Ellos tenían que ganar por una buena cantidad de goles para clasificar, terminamos 5 a 1, y no les alcanzó. Yo estaba con una bronca terrible, leía el diario y veía el 5 a 1 y me moría de bronca, Atajé el penal, me pusieron un ocho (en la clasificación individual), pero estaba mal por el resultado", continuó recordando el arquero Leproso.

Respecto al instante del duelo personal que sostuvo con Diego Armando Maradona en el tiro libre penal que los enfrentó, recordó: "Me lo tiró a la derecha mía. Zurdo, pensé que lo tiraba a mi derecha. Me tiro, manoteo y vamos los dos a la pelota, y llegué yo primero al rebote”, detalló.

Consultado si la clave había estado en adivinar el palo y anticiparse, o si había ido a la pelota, confesó: "Esperé que pateara, y me tiré a mi derecha", dijo Ernesto. "En esa época no había tanta tecnología ni se transmitían todos los partidos, no había internet. Lo de nosotros era más artesanal; más manual. En el puesto de nosotros, la única referencia que había era guiarse por El Gráfico, pero eran fotos. También algo se sabía por el boca en boca, o preguntando. Hace poco estaba leyendo un recorte que tengo del Diario Popular, y que hablaba de los penales atajados a Diego, y salía que el primero fue (Héctor) Baley, ese mismo año; segundo yo, y tercero fue el Pato (Fillol)", sumó el mendocino.

Ernesto Garín había sido canjeado en 1977 por Independiente Rivadavia a Ferrocarril Oeste, a cambio del delantero Héctor Cúper, en lo que fue un mal año para los de Caballito, que perdieron la categoría, y el Gato jugó 29 de los 44 partidos disputados, y luego volvió a la Lepra.

Continuando con su experiencia enfrentando a Maradona, Garín comentó: "Yo lo enfrentaba en aquel momento como algo natural, ya que estábamos en la misma categoría, y jugué por primera vez en el año ’77, cuando yo estaba en Ferrocarril Oeste, y él hacía poquito había debutado en Primera. Recuerdo que el primer partido contra Argentinos, en cancha de Ferro yo no jugué, estaba en la tribuna junto a otro compañero que tampoco iba a jugar ese partido. Charlando con él, le pregunté quién era ese muchacho Maradona, del que se hablaba tanto. Él me respondió: “Ya te vas a dar cuenta solo. Apenas salió por el túnel, me di cuenta quién era", recordó emocionado el golero, que agregó: "Luego, en el segundo partido, que jugamos en cancha de Argentinos Juniors, ahí sí fui titular y me tocó enfrentarlo. Salimos 1 a 1, pero fue increíble ver las cosas que hacía. También pude estar frente a frente con él jugando contra la Selección Argentina, luego contra Boca, y bueno, fueron los lujitos que me di en mi carrera deportiva", concluyó.