Diario Uno > Fútbol > Ángel Prudencio

Ángel Prudencio también dio la cara tras la sanción recibida

El delantero de Independiente Rivadavia Ángel Prudencio no se guardó nada tras la polémica en Mar del Plata por ir a la playa junto a otros futbolistas

El delantero Ángel Prudencio fue separado del plantel de Independiente Rivadavia junto a Daniel Imperiale y Juan Amieva, quienes se hicieron cargo por ir a la playa en Mar del Plata junto a otros juveniles del club, previo a la derrota 3 a 0 ante Alvarado. Este martes, en el regreso a los entrenamientos, los tres jugadores no pudieron practicar en el Gargantini por decisión de los dirigentes.

Te puede interesar...

"Luego de todo lo ocurrido me resulta importante realizar algunas aclaraciones, en primer lugar el video que se difundió se produjo ni bien llegamos a Mar del Plata, en el horario en que se nos concedió para salir a pasear como ocurre en cada viaje", comenzó diciendo e inmediatamente agregó: "Reconozco al igual que mis compañeros que el error fue habernos acercado a un lugar con música, más allá de que nadie nos indicó donde debíamos ir o dejar de ir".

"Desde ya que pido disculpas si ha alguien les afectaron esas imágenes, pero dejo en claro que todos volvimos en tiempo y forma al hotel para jugar al día siguiente", remarcó.

Angel Prudencio Horizontal una.jpg

Por otro lado, Prudencio dijo que jamás tuvo un acto de indisciplina en su carrera y junto a Imperiale y Amieva se hicieron cargo para que la multa no recayera en los más jóvenes que también se acercaron a la playa.

"Con más de diez años de carrera jamás tuve un episodio de indisciplina o falta de profesionalismo. Y siempre intenté tirar para adelante y dar lo mejor para el grupo. Por ese motivo también decidimos con Daniel Imperiale y Juan Amieva hacernos cargo de lo ocurrido para que no tengan que asumir responsabilidades los chicos más jóvenes que son del club", explicó.

El atacante ex Talleres de Remedios Escalada se siente dolido por la decisión de los dirigentes de desafectarlos del plantel: "No obstante eso, me sorprende y duele haber sido separado del plantel teniendo en cuenta mis antecedentes profesionales y humanos. Y me duele que mi familia deba verme en los noticieros cuando no rompí ninguna regla ni ningún protocolo sanitario, más allá de que admito que el mal trance debíamos haberlo evitado".

Y siguió: "Lamentablemente ni siquiera pudimos entrenar. No sabemos cuando vamos a volver a hacerlo y no queremos que se nos prohíba trabajar. Soy un agradecido al club por abrirme las puertas y creo que en más de un año haber demostrado que ni yo ni mi familia merecemos este trato".

Por último contó que les dijeron que "no podíamos entrenar hasta nuevo aviso, estamos esperando cuál será la sanción, si nos dará un tiempo indeterminado y estamos a la espera de lo que va a pasar".

"Fue muy injusto, no hicimos nada con maldad, lo hicimos de inocentes y no quisimos lastimar a nadie. Yo estoy yendo a un gimnasio y le pedí al profe que me de un plan de entrenamiento porque no puedo estar parado", finalizó uno de los dos delantero sancionados en Independiente Rivadavia.