Diario Uno > Fútbol > Marcos Gelabert

A los 39 años Gelabert disfruta de jugar en el Lobo

El experimentado volante de Gimnasia y Esgrima vive con mucha felicidad esta etapa. Se siente orgulloso de integrar este equipo que pelea por el ascenso

El volante de Gimnasia y Esgrima Marcos Gelabert a los 39 años disfruta de este buen momento que está viviendo en el torneo de la Primera Nacional. El equipo de Diego Pozo va segundo a un punto del líder Atlanta en la Zona A.

Gelabert horizontal uno.jpg

El experimentado jugador tuvo una larga entrevista con Ovación y habló de todo sin casete y demostró que es un apasionado del fútbol, que ve muy claro este deporte donde tiene un gran conocimiento. Se siente muy feliz por el momento que está viviendo.

"Estoy feliz y orgulloso de integrar este plantel, siempre fui de trazarme metas en mi carrera. Ahora espero que no me retire un virus, de poder competir, de ponerme bien después de una operación de meniscos. Ahora voy a cumplir los 40 años en septiembre y espero estar en plenitud. Espero entrenar al mismo ritmo que los jóvenes. Me voy poniendo objetivos a corto plazo y después Diego Pozo es el encargado de decidir quién está mejor afrontar las finales que tenemos", contó.

Gelabert a sus 39 años se siente muy bien y reveló: "La clave es la pasión que tuve siempre, tuve grandes maestros en Estudiantes de la Plata como la Brujita Verón, el cabezón Roberto Trotta y Leo Ramos, por nombrar algunos. Traté de copiar esos buenos ejemplos, que se cuidaban y respetaban las horas de descanso".

"La experiencia de siete años que tuve en Europa también sirvió mucho, es una mezcla de cosas que hoy le puedo trasmitir a los jóvenes que vuelan, que quieren crecer porque quieren ser alguien en el fútbol y captan los mensajes que les puedo dar", remarcó.

Gelabert horizontal dos.jpg

El jugador oriundo de la Pampa que se inició en Estudiantes de La Plata aseguró: "Se disfruta este momento con muchísima responsabilidad, me pone feliz que los chicos en cada partido marcan un progreso enorme. Son los casos de Alejo Tello, Franco Meritello, Oscar Garrido, Brian Andrada, Fernando Cortés, por nombrar algunos. Es muy lindo ver que todos empujan, hay un compromiso muy grande".

Sobre el presente del equipo que está peleando el ascenso Gelabert mencionó: "Se habla todos los días, inclusive en las tardes cuando está cada uno en su casa y mantenemos un diálogo permanente. Hay un grupo muy sano con un cuerpo técnico nuevo en la categoría y con mucho conocimiento por su trayectoria en el fútbol. Diego Pozo y Martín Abaurre tiene una buena comunicación con el grupo, el mensaje es claro y se ve reflejado en los partidos".

Luego opinó sobre esta racha de haber ganado los cinco partidos de visitante (de local el Lobo ganó dos y perdió tres) y dejó conceptos claros: "Lo charlo con algunos compañeros, el cuerpo técnico y la verdad que de local con Atlanta íbamos ganando 1 a 0 y no pudimos cerrar el partido, jugamos uno de los mejores partidos del torneo. Ante Nueva Chicago la pelota no entró, el tiro de Andrada pegó en el travesaño y el cabezazo de Diego Mondino pegó en el palo".

"De visitantes frente a Chacarita llegamos mucho menos y fuimos más eficaces. No sé si hay una explicación, es esto que tiene el fútbol que la pelotita de local a veces entra y en otras ocasiones no quiere ingresar", admitió.

"En el balance de estos 10 partidos, el Lobo le ha jugado de igual a igual a todos, hemos ido a buscar todos los partidos, salvo ante Tigre que no jugamos bien. Antes de empezar el torneo no sé cuántos decían que íbamos a estar arriba en esta fechas al haber tantos equipos importantes. Hoy tenemos un plantel con un gran nivel futbolístico, todos estamos subidos a un barco que está cargado de ilusiones y que quiere seguir peleando".

Con respeto al choque de este domingo a las 21 en el estadio Víctor Legrotaglie ante San Martín de Tucumán por la fecha 11 opinó: "Ahora vamos a enfrentar a un equipo de grandes jugadores, estimo que va ser duro, una final más de todas que venimos jugando. Tenemos que estar con la cabeza fría y sabiendo que le podemos ganar a cualquiera si estamos al cien por cien".

Es entrenador recibido

Gelabert es entrenador recibido, sobre esta situación contó: "Hace cuatro años que hice el curso, cuando me cruzo con algún jugador, amigo a familiar me pregunta: '¿qué pensás hacer el día de mañana?' y le contesto que solamente pienso en levantarme y ir feliz a entrenar, aprender de los chicos, del cuerpo técnico. No me imagino una vida sin estar en una cancha de fútbol, mientras el cuerpo aguante lo seguiré haciendo".

"Después veré si estaré capacitado para transmitir algo como entrenador, no es fácil pararse delante de un plantel y poder llevar a cabo la idea futbolística", reconoció el Pampa.

Es una apasionado por el fútbol y contó: "Me encanta ver el fútbol, lo hago todos los días, me gusta ver a quien vamos a enfrentar el día del partido. Trato de informarme porque en cualquier momento uno puede sacar esa cuota de ventaja".

Bilardo horizontal.jpg

Su identificación con Bilardo

Por último elogió al ex entrenador Carlos Salvador Bilardo y reconoció: "Soy a muerte bilardista, me crié con Carlos, viví tres meses y medio en la concentración con él, que no iba a ver a su familia porque estaba abocado a Estudiantes de la Plata. Nos dijo: 'muchachos si ustedes se suben a mis locuras a entrenar a cualquier hora yo me quedo sino me voy' y cerró la puerta del vestuario".

Luego expresó: "Te golpeaba la puerta a las 12 de la noche y te explicaba con tapitas cómo quería que jugáramos al otro día. Es un obsesivo del fútbol y tuve la suerte de tenerlo, lo exprimí al cien por ciento. Fue un padre para nosotros de todos lo que lo tuvimos".

https://twitter.com/GimnasiaMendoza/status/1395032145027125258

Fotos: Gentileza Prensa Gimnasia y Esgrima.

Seguir leyendo