Diario Uno > Fuera de Juego > Vélez

Vélez separó a dos jugadores que fueron imputados por abuso sexual

El equipo de Liniers anunció este martes que los futbolistas Miguel Brizuela y Thiago Almada fueron separados "temporalmente" del plantel profesional

Vélez anunció este martes que los futbolistas Miguel Brizuela y Thiago Almada fueron separados "temporalmente" del plantel profesional "en virtud de la imputación" judicial en una causa por abuso sexual, que se inició en diciembre pasado a partir de la denuncia de una joven sobre hechos ocurridos durante una fiesta en la que también estaban presentes otros dos futbolistas del conjunto de Liniers.

"En virtud de la imputación que fuera notificada formalmente por la Unidad Funcional de Instrucción, especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de San Isidro, a los jugadores Miguel Brizuela y Thiago Almada, el club ha activado el protocolo de acción institucional", informó el "Fortín" en un comunicado oficial.

Te puede interesar...

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FVelez%2Fstatus%2F1359236434746556419
Thiago-Almada-Velez.jpg
Miguel-Brizuela-Velez

Además, agregó: "Se ha determinado separar temporalmente a ambos profesionales del primer equipo hasta que se resuelvan sus situaciones judiciales. Los futbolistas contarán con el acompañamiento del Departamento de Psicología de la Institución. El club se pone a disposición de la víctima y la Justicia".

Este martes, según la notificación a la que tuvo acceso NA, la fiscal Laura Zyseskind, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Especializada en Violencia de Género del departamento Judicial de San Isidro, les informó a las defensas de los jugadores la denuncia por el delito de "abuso sexual" contra la joven identificada como Micaela Ruiz.

Esta mujer amplió el último viernes su declaración y brindó detalles que modificaron el panorama, ya que acusó directamente a Brizuela de haber sido el partícipe del abuso, pese a que el principal apuntado es el entrenador de Inferiores Juan José Acuña Delbene, prófugo de la Justicia desde el hecho.

En principio, el último viernes, la joven de 28 años detalló que subió a una habitación para tener relaciones consentidas con el mediocampista Thiago Almada, pero en un momento ingresó Brizuela, al que intentó apartar sin éxito del acto y, junto a otra mujer, los tres comenzaron a realizarle prácticas sexuales sin su aprobación.

Todo ocurrió el 4 de diciembre pasado, cuando en la casa del delantero Juan Martín Lucero en un country de San Isidro se llevó a cabo una fiesta en la que participó, además de los mencionados, el mediocampista Ricardo Centurión.