Diario Uno > Fuera de Juego > Ruggeri

Ruggeri vs. Chilavert: el reencuentro menos esperado

Oscar Ruggeri y José Luis Chilavert son protagonistas de una rivalidad muy particular en el fútbol. "Yo ya levanté bandera blanca", aseguró el Cabezón

Sin dudas que una de las rivalidades más ásperas en el fútbol mundial, dentro y fuera de la cancha, es la que aún mantienen el argentino Oscar Ruggeri y el paraguayo José Luis Chilavert.

ruggeri-chilavert.jpg

Tanto el Cabezón como Chila tuvieron muchísimos roces a lo largo de sus carreras, sobre todo cuando coincidieron en Vélez Sarsfield. Luego, cuando Ruggeri arribó a San Lorenzo, se produjo una de las patadas más criminales. El defensor Ruggeri intentó “romper” a Chilavert con una patada “asesina” y por suerte no logró su cometido. Caso contrario, seguramente se hubiera hablando de una lesión mayúscula para el paraguayo.

Te puede interesar...

Memorable. La "Casi" Patada de Ruggeri a Chilavert:

Muchos, muchos años después, Ruggeri parece haber “asentado” cabeza y le dedicó tiempo a reflaxionar. “Yo ya levanté la bandera blanca”, aclaró el ex defensor, de 60 años, en el programa ESPN F90. Y agregó, dispuesto a sentarse a charlar con Chila: “No quiero pelear más con nadie”.

ruggeri-chilavert1.jpg

“Quiero cambiar, de verdad. ¿Está mal? Te digo de verdad. No ando por la calle peleando. No fui al psicólogo. Nancy (su esposa) cada tanto me tira frases para ver qué respondo... Hablamos porque yo ya tengo nietos, no le digo a mis nietos ‘andá y pegale’. No. Quiero que sean felices, que jueguen, respeten, sepan que cuando son más grandes hay que trabajar para poderse comprar lo que quieran. Que el trabajo es dignidad, todo eso le quiero enseñar a mis nietos. De verdad te lo digo. No sé si es porque empecé a ser abuelo y miro de otro lado. Antes me chocaba, te me ponías adelante y te pasaba por arriba. No medía", confesó Ruggeri en el programa de TV.

ruggeri.jpg

Sobre Chilavert, el ex San Lorenzo opinó: "Vos me pones a Chilavert al lado y me pongo a hablar. Pero a charlar de verdad, no a tirarle chicanas. A recordar como éramos de compañeros. Chilavert, que es histórico y que se mantiene ahí como una gran pelea donde no pasó nada, nos llevábamos excelente. Después surgió lo de San Lorenzo y en ese momento yo tenía treinta y pico de años. Ahora estoy llegando a los 60, ya está. Lo que pasó, pasó. Te juro que si un día viene a hablar con nosotros, me pongo a charlar y a preguntarle de la relación esa que teníamos, de la pelea, de las cosas. Nada más".