Leopoldo Luque, campeón del mundo en 1978, permanece internado en terapia intensiva afectado por coronavirus en la Clínica de Cuyo, aunque estable y con respuestas favorables en las últimas horas.

Luque, figura de aquel primer título Mundial para la Selección Nacional, ingresó hace diez días a la Clínica de Cuyo al ser diagnosticado con COVID-19 y haber presentado algunas complicaciones respiratorias.

Te puede interesar...

"La condición actual es de regular estado general, con estabilidad en su evolución clínica, febricular y hemodinámicamente estable y sin falla de otros órganos", resaltó el último parte médico brindado por el director de la clínica, Andrés Donadi Suriani.

luque-parte-3.jpg
El parte médico de Leopoldo Luque.

El parte médico de Leopoldo Luque.

El parte se especificó que Luque permanece en la unidad de terapia intensiva COVID-19 "conectado a ventilación mecánica invasiva", es decir intubado con respirador.

Desde este miércoles se lo cambió "a posición supina con buena respuesta a la misma". Esto significa que, luego de haberse intentado hace algunos días, el ex futbolista fue acomodado boca arriba y su reacción por ahora es positiva.

"El pronóstico continúa siendo reservado", cerró el comunicado de la clínica.

El 25 de diciembre pasado, Luque evidenció los primeros síntomas, y el 29 fue hisopado junto a su esposa y su hija, quienes dieron negativo.

Luego de pasar los primeros días aislado en su casa y a raíz de algunas complicaciones, Luque fue internado en la Clínica de Cuyo, porque los estudios detectaron falta de oxígeno y signos de neumonía bilateral.