Diario Uno > Fuera de Juego > Futbolistas

Futbolistas condenados por grabar y difundir un video teniendo sexo

Los futbolistas españoles Sergi Enrich y Antonio Luna tendrán una condena de dos años de cárcel por grabar y difundir un vídeo teniendo sexo

Una condena de dos años de cárcel es la pena que le corresponde a los futbolistas españoles Sergi Enrich y Antonio Luna, cuando jugaban juntos en el Eibar, por grabar un vídeo en el año 2016 en el que ambos tenían relaciones sexuales con una joven, que rechazó ser grabada y luego los denunció.

El tercer acusado, Eddy Silvestre, ex compañero de ambos futbolistas en el Eibar, fue absuelto por el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián, al no considerarse probado que fuera él quien realizara la difusión masiva del vídeo por Whatsapp, como denunciaban Enrich y Luna.

Te puede interesar...

La sentencia condena a los futbolistas por "descubrimiento y revelación de secretos que afecta a datos de carácter personal que revelan vida sexual", si bien la juez tiene en cuenta la "circunstancia atenuante de reparación del daño" la pena será de dos años y no irán a la cárcel, porque no tienen antecedentes.

juicio.jpg
El juzgado condenó a los dos futbolistas españoles.

El juzgado condenó a los dos futbolistas españoles.

Enrich, quien sigue en el Eibar, y Luna, jugador del Girona, admitieron durante el juicio los hechos y mostraron su arrepentimiento. Ambos grabaron el vídeo sexual sin su consentimiento y lo difundieron, pero pidieron perdón a la chica y consignaron en el juzgado 55.000 euros cada uno para repararle el daño causado.

La juez avaló en la sentencia esa indemnización y la pena fue rebajada de cinco a dos años.

Lo novedoso de la sentencia es la absolución de Silvestre, jugador del Albacete, pese a que Enrich y Luna coincidieron en que sólo le enviaron el vídeo a su ex compañero en el Eibar. La juez no considera probada esa circunstancia y apela a que los lazos de amistad entre los tres no eran tan fuertes ya que sólo habían sido compañeros en el Eibar durante seis meses.

En su primera declaración, en febrero de 2017, ni Enrich ni Luna hacen referencia a Silvestre y , ninguno de los testigos afirmó que fuera Silvestre quien les hizo llegar el vídeo.

Las declaraciones de los acusados Sergi Enrich y Antonio Luna no destruyen la presunción de inocencia que asiste a Eddy Silvestre.