espectaculos espectaculos
viernes 11 de mayo de 2018

Un recital improvisado que sorprendió a varios en Mendoza

Dave Mustaine, el líder de la banda Megadeth, de vacaciones en la provincia de Mendoza, dio en las últimas horas un concierto informal callejero para un grupo de enfervorizados fans.

Mustaine visitó estos días algunas bodegas en el Valle de Uco, Luján de Cuyo y Maipú, ya que tiene una en California llamada Mustaine Vineyards.

Los medios mendocinos se hicieron eco de la visita y muchos fanáticos se agolparon en la puerta del Hotel Park Hyatt para tener algún contacto con su ídolo.

Como una forma de agradecimiento el líder de Megadeth salió a la puerta del alojamiento con una guitarra acústica que le pidió a Felipe Staiti, el guitarrista de Los Enanitos Verdes, y se puso a tocar en la escalinata del hotel.

Algunas de las canciones que interpretó en solitario fueron Symphony of destruction, Use the men, Peace Sells y Á tout le monde.

Mustaine, había confirmado en su cuenta de Twitter que estaba de visita en la Argentina y que iba a visitar una provincia más además de las confirmadas (Buenos Aires, Córdoba y Neuquén).

Cuando un usuario le comentó las virtudes de Mendoza, él respondió: "Ahora las conozco".

Dave Mustaine es uno de los más importantes músicos de heavy metal de todos los tiempos.

Su primer contacto con la fama se dio cuando integró Metallica, en los inicios de la banda.

Con ellos grabó temas para los dos primeros discos del grupo, pero luego, hubo desavenencias entre él y el resto de los integrantes y fue expulsado del grupo.

Tomando el nombre de un panfleto que hablaba de la "mega muerte" ("mega death"), Mustaine fundó Megadeth, asumiendo el rol de guitarrista y cantante, y en 1985 lanzó el disco Killing Is My Business... And Business Is Good!.

La repercusión fue tal que ese fue el inicio de un camino de éxito que llevó a la banda en convertirse en uno de los íconos del metal, desde los 80 a esta parte.

La relación de Mustaine con la Argentina no es nueva ni débil.
Desde su primera visita de la banda, en los 90, el público local comenzó a mostrar una reverencia tal que esto sorprendió a Mustaine y los suyos.
Fuente:

Más Leídas