espectaculos espectaculos
sábado 05 de mayo de 2018

Un crimen que revela las miserias de una sociedad

En sólo cuatro capítulos esta miniserie inglesa logra mostrar los prejuicios que marcan a Gran Bretaña en temas como la inmigración.

Para aquellos que no quieren embarcarse en una serie de muchas temporadas o capítulos, Collateral puede ser la elección ideal.

Para ello cuenta con varios puntos a favor: está producida por la BBC de Londres –suele ser una garantía de calidad–, consta de sólo cuatro capítulos y cuenta con un elenco que lleva con solidez los diferentes hilos narrativos que se proponen.

La trama comienza con el asesinato de un repartidor de pizzas y lo que parece un homicidio de los tantos que pueden suceder en una gran ciudad empieza a enlazarse en un entramado de tráfico de drogas, poder político e inmigración ilegal.

En este thriller policíaco la indagación criminal está a cargo del personaje de la detective Kip Glaspie (Carey Mulligan), quien armada de su intuición y su inteligencia irá adentrándose –y el espectador junto con ella– en una trama que tiene más de un secreto y personas poderosas que mueven los hilos.

La directora de esta miniserie es S.J. Clarkson, responsable de otros éxitos como Jessica Jones o The Defenders y el guionista es David Hare (Las horas y The Reader), responsable de poner de manifiesto muchos de los malestares que actualmente expresan ciudadanos británicos, como su intolerancia hacia los inmigrantes y los dramas que los afrontan los refugiados al llegar a un lugar donde no son bien recibidos.

Porque Collateral es mucho más que la investigación de un crimen, es poner luz sobre la crisis de los inmigrantes, el rol del ejército en las zonas de conflicto y otro tipo de maltratos que los británicos se hacen a si mismos, por ejemplo con el prejuicio o el maltrato hacia las mujeres.

Los personajes principales son mujeres: la detective, una sacerdotisa que vive una historia de amor oculta con la única testigo del homicidio –a su vez es una inmigrante ilegal– y una capitana del ejército atormentada por los fantasmas del terrorismo en su país y por su propio rol en el ejército.
Collateral es una crítica fuerte a los prejuicios y los malestares que no sólo los británicos han manifestado en contra de la inmigración y se anima a mostrar esto en todas sus aristas.

La serie es precisa, no comete el pecado capital de muchas series actuales de extenderse inútilmente y cuenta con un elenco que hace propios sus personajes, sobre todo Carey Mulligan (Orgullo y prejuicio, Doctor Who) que construye una creíble y sensible detective que logra ver más allá de los prejuicios.

Fuente:

Más Leídas