espectaculos espectaculos
miércoles 15 de noviembre de 2017

Un amor capaz de vencer a una planta alienígena

La tiendita en concierto

En base al clásico Little Shop of Horrors (de Frank Oz, 1986) que recreaba la obra de Broadway de Alan Menken y Howard Ashman, el próximo viernes en la Nave Cultural subirá a escena La tiendita en concierto, con dirección general de Gladys Silioni.

Si bien en el cine hay un filme anterior (ver aparte), Silione decidió optar por la cinta de los '80. "Para mí esa versión es una de las mejores del cine musical y yo hace unos 10 años que me dedico al teatro de este género. Era un ideal, algo que soñaba hacer en algún momento, pero bien y ahora, por una cuestión de ambición artística y de hacer algo diferente, decido encararla como un concierto, con banda en vivo, porque uno de los aspectos más representativos de la película es su música", explica la directora.

La banda va a ocupar parte del escenario y los cantantes van a interpretar las canciones ubicados frente a los micrófonos. "Si bien la música cuenta la historia, es un concierto, para poder revivir la película de los '80 a través de sus canciones", explica Gladys.

El desafío era encontrar cantantes que pudiesen actuar, para contar la historia de Seymour, el empleado de una florería que encuentra una extraña planta (que en realidad es extraterrestre) que bautiza Audrey II por su secreto amor, una joven que tiene una relación con un sádico dentista.

"Las partituras tienen unas complejidades armónicas muy impresionantes. Se requieren cuestiones muy técnicas como modulación, cambios de tonos y por eso necesitábamos buenos intérpretes", explicita Silioni. Y agrega: "El registro de la teatralidad está muy presente y yo he priorizado esto, además de tener en cuenta lo vocal, porque es muy difícil encontrar artistas que sean buenos en estos dos aspectos".
Muchos de ellos surgieron de la escuela de Gladys Silioni. Es el caso del protagonista, Seymour, quien en la obra es interpretado por Franco Britos. El joven tiene 19 años y se empezó a formar allí. A él se suman profesores y otros alumnos, que han terminado de ensamblar, incluso emocionalmente, esta propuesta.

Otro orgullo para la directora es el grupo de músicos –de menos de 30 años–: "Tienen una cuestión muy apasionada y muy académica a la vez, porque son estudiosos. Son muy responsables en su arte y esto no es muy usual de ver", refiere. Es más, el director musical, Juan Pablo Gómez Pusseto, asume este rol con 23 años.

Fuente:

Más Leídas