Espectaculos Viernes, 9 de febrero de 2018

San Sebastián homenajeará a Muriel Box

Muriel Box. 

El Festival Internacional de Cine de San Sebastián (o Donosti, en euskera) y la Filmoteca Española dedicarán en septiembre próximo una retrospectiva a la directora y guionista Muriel Box (1905-1991), cuya obra desarrollada entre 1945 y 1964 se caracterizó por tratar temas complejos y prohibidos como la prostitución, el abuso de menores, el aborto, los hijos ilegítimos o el sexo en la edad adolescente.

La directora, cuya retrospectiva se llevará a cabo durante la edición 2018 del festival donostiarra, abordaba esos temas en sus películas de manera muy clarividente y valiente, sobre todo teniendo en cuenta el contexto social y político en el que se produjeron.

Como ocurre con las estadounidenses Dorothy Arzner -objeto de una retrospectiva en el Festival de San Sebastián de 2014- e Ida Lupino, la revisión actual de su filmografía parece esencial para establecer un discurso feminista y una reivindicación del importante papel de las realizadoras en distintos contextos y cinematografías.

Así lo afirmaron fuentes del certamen español, quienes anunciaron la retrospectiva y dijeron que Box responde además al canon del cine independiente a pesar de trabajar con temáticas propias de los géneros clásicos y populares, como el melodrama, la comedia, el policial o el cine de época. Su obra como directora queda inscripta en un período de cambios en el cine británico, el de las comedias de la productora Ealing, la obra de otros independientes como Michael Powell y Emeric Pressburger, y el nacimiento de la práctica documental crítica que derivaría en el denominado Free Cinema.

Nacida el 22 de septiembre de 1905 en New Malden (Surrey), con el nombre de Violette Muriel Baker, comenzó en el cine como continuista, pero en 1935 contrajo matrimonio con el escritor Sydney Box, con quien crearía cinco años después Verity Films, una productora destinada a financiar cortos de propaganda bélica durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando después de la guerra Sydney se convirtió en el director de Gainsborough Pictures, Muriel pasó a ser la responsable del departamento de guiones y codirigió "The Lost People" (1949), un drama de posguerra iniciado por Bernard Knowles y que ella completó en el sesenta por ciento de metraje, cuya acción se desarrolla en un teatro alemán donde dos soldados británicos custodian a varios refugiados.

Dirigió 14 largometrajes entre 1949 y 1964 -además de un cortometraje-, entre los que destacan sus peculiares comedias románticas en torno a la guerra de sexos: "To Dorothy a Son" (1954), interpretada por Shelley Winters, "Simon and Laura" (1955), "The Passionate Stranger" (1957), "The Truth About Women" (1957) y "Rattle of a Simple Man" (1964), su último filme, en el que narra la relación entre un hincha de fútbol muy introvertido y una prostituta.

En 1946, Muriel ganó el Oscar al mejor guión original por "The Seventh Veil" ("El séptimo velo"), filme realizado por Compton Bennett y escrito en colaboración con su esposo, lo que la convirtió en la segunda mujer en obtener un Oscar al mejor guión después de Frances Marion, que lo había ganado dos veces, en 1930 y 1932.

Después de su proyección en el Festival de San Sebastián, la retrospectiva podrá verse en Filmoteca Española, en Madrid, y en la Filmoteca del Institut Valencià de Cultura durante los meses de octubre y noviembre.

Dejanos tu comentario