espectaculos espectaculos
martes 26 de diciembre de 2017

"Preparar cada tema es como un viaje increíble"

Premios Escenario. La banda Eclipse, tributo a Pink Floyd, logró esta distinción como mejor producción conceptual

Alejandro Pizarro es productor y encargado del manejo de Eclipse, banda que lleva 20 años ofreciendo su tributo a Pink Floyd, y nació cuando aún el furor por las bandas que ofrecen homenaje a otras no estaba tan difundido. Recientemente ganaron el Premio Escenario a Mejor Producción Conceptual 2017.

Pizarro es el creador y director de Cuatro Bandas Emprendimiento Cooperativo, que desarrolló entre 2011 y 2015, el ciclo Homenaje al Rock de los Setenta (Premio Escenario 2013 a la Mejor Producción), y los Festivales Big Bang Fest entre 2011 y 2013. También realizó el proyecto benéfico Bandas Clásicas en Radio Nacional Mendoza en 2015, el colectivo Circus en 2016 y 2017 y Tree Festival de Jazz en 2017.

"Nos gusta lo que hacemos entre amigos. Eso nos permite conectarnos de una manera especial y grupal con una música que admiramos. Tenemos el cariño de la gente y el reconocimiento de la prensa y el mundo artístico local. Entonces gran parte de los objetivos de la banda, gran parte de nuestros sueños, están cumplidos", comentó Alejandro quien se mostró muy contento por el premio recibido.

–¿Cuentan con otros premios?
–Eclipse ya había ganado dos Premios Escenario. El año que se instituyeron por primera vez y en 2013 cuando recibí el Premio a la Mejor Producción por el Homenaje al Rock de los Setenta y Eclipse formó parte de ese colectivo. Aparte de los premios, Eclipse ha sido declarado de Interés Cultural por la Honorable Cámara de Diputados de Mendoza, y las Intendencias y Honorable Concejo Deliberante de Capital, Godoy Cruz y Guaymallén en varias oportunidades. Uno no trabaja para recibir premios, pero cuando llegan ayudan y mucho.

–¿Quiénes integran la banda?
–Los músicos son Jorge Garín (voz líder); Sebastián Rivas y Edgardo Povez (guitarras), Federico Zuin (bajo), Juan Pablo Bruno (saxo, guitarra y coros), Claudio López (teclados y secuencias) y Fernando Moncada (batería y secuencias); Adriana Rodríguez y Mariel Santos (coros). Después todo Eclipse trabaja en un equipo que se llama Eclipse Producciones. Para que un show se realice todos trabajamos y aportamos distintas cosas: a los arreglos musicales los trabaja toda la banda pero la dirección es de Sebastian Rivas, las imágenes y películas son de Fernando Moncada, el diseño gráfico es de Edgardo Povez, y yo que sumo las puestas escénicas, la fotografía, la prensa, la producción general y el manejo del grupo.

–¿De quién fue la idea original de Eclipse?
–Han pasado 20 años. La idea original fue de Nelson Sosa, que cantó y tocó guitarra en el primer show de Eclipse, de Ricardo Castro, tecladista que fue el alma de la banda hasta su fallecimiento (sucedido después de un concierto en San Luis) y de Bachi Becerra, que hizo coros. Todos ultra fanáticos de Pink Floyd en aquellos días no era tan fácil que se armara un grupo para interpretar la música de estas super bandas. La formación original tenía la idea de hacer un único concierto que se realizó en el Teatro Quintanilla, el 4 de Diciembre de 1997. Fue tal el suceso que el grupo decidió seguir pero, a partir de ese concierto fueron cambiando sus integrantes.

–¿Quiénes se mantienen en la banda desde el comienzo?
–De ese primer concierto el único que se ha mantenido siempre en la banda ha sido Juan Pablo Bruno. Algunos miembros que hoy siguen se sumaron en el segundo show (como Jorge Garín o Edgardo Povez), y podemos decir que el grupo ha mantenido una estabilidad en su formación en los últimos 13 años. Y eso es muy importante para encarar cualquier proyecto.

–¿Cuál es el disco que más les gusta tocar?
–Esta es una banda grande, de muchos integrantes, entonces las preferencias cambian. Pero creo que podemos acordar en dos: The dark side of the moon y The wall, sobre todo cuando le sumamos la parte escénica y teatral. Con respecto al tema preferido y también es variable y cambiante en el tiempo. La discografía de Pink Floyd es muy amplia, traspasó un par de generaciones, entonces tenés los temas psicodélicos de los inicios, los sinfónicos y los tal vez más comerciales o "radiables" de los últimos discos. Y Eclipse los toca a todos. Entonces es difícil converger en un tema en particular.

–¿Cómo fue este 2017 en el que cumplieron 20 años de carrera?
–Cuando cumplimos 15 años en 2012 nos propusimos tocar muchas veces en conciertos grandes. Hicimos seis en teatros y festivales como los dos Big Bang Fest de ese año y la Fiesta de la Cerveza. Entonces para festejar los 20 años nos propusimos superar lo hecho en aquella oportunidad para, aparte, tratar de salir de los límites de Mendoza. Esta es una banda grande, compleja, todos tenemos otros proyectos musicales, nuestros trabajos. Entonces a fin de 2016 diseñamos una gira que se cumplió casi el 100%. Fuimos dos veces a San Juan, al Sur (Tunuyán), al Este (San Martín), más los conciertos del Gran Mendoza en la Nave Cultural, la Explanada de la Casa de Gobierno junto con la Orquesta Filarmónica de Mendoza y el cierre de la Gira en el teatro Independencia. Nos faltó tiempo y tal vez apoyo para llegar a San Luis y San Rafael. Todos nuestros conciertos se generan por esfuerzo propio. Salvo una única excepción de un empresario amigo que colaboró para alquilar el teatro en San Juan, no tenemos otra fuente de ingresos más que la que generan los shows. Entonces es difícil y más cuando el grupo es grande.

–¿Cuáles son los planes para el año próximo?
–Después del concierto en el Independencia no nos hemos vuelto a juntar. Pero ya tenemos en preproducción y con fecha confirmada dos conciertos en la ciudad de Mendoza. También en carpeta el proyecto para llevar la propuesta de The Wall en formato músico-teatral afuera, y también uno sinfónico que trascienda The Wall. Veremos qué podemos hacer con todo esto. Necesitamos apoyo para ambos, nuestra voluntad y capacidad para hacerlo creo que está demostrada sobre todo por el trabajo visto en estos últimos años. Sólo necesitamos que alguien se decida a apoyarnos para poder llevar esas producciones que tienen un altísimo valor agregado artístico y cultural.

–¿Qué sueño les queda por cumplir como banda?
–La verdad es que el cumplir 20 años como grupo nos encuentra en un momento óptimo. Tenemos una estructura que se ha ido consolidando en los últimos años que sirve de soporte para que la banda desarrolle tranquila lo más importante que es la música. En los últimos tres años se ha tocado tres veces con las dos orquestas sinfónicas de Mendoza. Es increíble pero pasan muy seguido esos conciertos por televisión, por Señal U o por Acequia. Se ha realizado la puesta de The Wall tal vez la obra cumbre, la más ambiciosa de Pink Floyd con músicos adicionales, actores, fans devenidos a actores, con escenografía y utilería propia. Tal vez nos falte un megaconcierto que está en nuestras mentes desde hace un tiempo. Ya se dará la oportunidad de hacerlo.
Fuente:

Más Leídas