espectaculos espectaculos
martes 10 de abril de 2018

Policía, ludópata y alcohólica en La ley y el orden

Esta serie es una de las más exitosas y lleva 20 años desde que comenzó, en los que ha acumulado 19 temporadas.

La actriz estadounidense Kelli Giddish, reconocida por formar parte del elenco de la serie La Ley y el Orden, Unidad de Víctimas Especiales -que se emite los martes a las 20 por Universal Channel (401 de Supercanal Digital)- consideró ante Télam que la presencia de personajes femeninos fuertes en la tira ayuda a las mujeres "a hablar sobre lo que les ha pasado".

Desde hace siete años, Giddish encarna a la detective Amanda Rollins en una de las series estadounidenses más famosas. La ley y el orden ya lleva 19 temporadas al aire, con un elenco encabezado por Christopher Meloni, Mariska Hargitay y el rapero ICE-T.

El personaje se incorporó a la serie en la temporada 13 de la ficción producida por Dick Wolf, pero Giddish tenía una interesante trayectoria en TV en series como All my children, The Good Wife, Chicago PD, Chicago Fire, Life in Mars, entre otras.

En La ley y el orden, la detective Amanda Rollins, perteneciente al departamento policial de Atlanta, se incorporó a la Unidad de Víctimas Especiales del departamento de policía de Nueva York para formar parte del cuerpo que comanda la sargento Olivia Benson, encarnada por Mariska Hargitay, actriz que está desde la primera temporada.

La detective Rollins debe no sólo enfrentarse a los duros casos que se investigan en el departamento, sino también con su vida personal: es una ex ludópata y alcohólica que acumuló deudas debido a su adicción.

En una nota con la agencia Télam, la actriz se refirió a qué implica ser parte de una serie que tiene millones de seguidores en todo el mundo.

–¿Sentís una gran responsabilidad al formar parte de una serie tan popular?
–Es una gran responsabilidad y la tomo con orgullo. Es grandioso tener la posibilidad de ser parte de un proyecto tan grande, que saca a la luz asuntos delicados que colaboran a que la gente esté enterada de temas que afectan a la sociedad.

–En Argentina y el mundo La ley y el orden es muy exitosa ¿Tiene la clave para el éxito perpetuo?
–Es una serie en la cual todos conocen a los personajes, por lo cual no es necesario verla de principio a fin; podés saltearte capítulos y seguir comprendiéndola. Por eso es posible emitirla en diferentes partes del mundo y en distintos momentos sin que se arruine la esencia de la serie.

–En el pasado tu personaje (Amanda Rollins) tuvo problemas con el juego y el alcohol, ¿cómo te preparaste para realizar este papel?
–Realmente tuve que investigar mucho sobre comportamientos adictivos, ya que me resultaba difícil entenderlo. Es muy diferente tener un comportamiento adictivo a ser adicto a una sustancia. En el caso del juego se parece más a una adicción a las compras que a la adicción a las drogas. Tuve que hablar con muchas personas que sufrieron esto para entender el comportamiento. A su vez, recibí ayuda de los escritores, quienes hacían la mayor parte del trabajo. El personaje de Amanda tuvo éxito en su lucha contra las adicciones durante mucho tiempo; ahora estoy ansiosa por ver si ella recae en sus hábitos adictivos porque sería muy divertido y desafiante volver a interpretarlo.

–¿Te sentiste afectada por alguno de los casos de la serie?
–Hay un episodio en particular, que aún no se ha transmitido, en el cual trabajamos con chicos; eso realmente me afectó como actriz y persona. Debés estar preparado para ello.

–En una serie que lleva tantas temporadas al aire, ¿a qué tipo de desafíos te enfrentás a lo largo de los episodios?
–Es un desafío muy grande, todos los días. Una de las cosas más lindas, y que más rescato, es que los miembros del staff crearon una organización para ayudar a personas que sufrieron situaciones similares a las que se pueden ver en los casos de la serie.

–Pasaron 20 años desde que comenzó la serie, y cuando comenzó no se hablaba del empoderamiento femenino. ¿Cómo la ves en la sociedad de hoy, teniendo en cuenta el rol importante de la mujer en la serie?
–Trabajar con una actriz como Mariska Hargitay (Olivia Benson), quien es una heroína para mucha gente joven, es algo muy bueno. Interpretar un personaje femenino que comete errores como Amanda es realmente un privilegio. Al día de hoy hay muchas más series con personajes femeninos fuertes, pero creo que Mariska fue muy importante en abrir el camino para otras actrices.

–¿Y cómo se relaciona esta serie con el empoderamiento de la mujer en la actualidad?
–En la serie podemos ver dos personajes femeninos fuertes que son policías y madres solteras, que tratan con hombres y mujeres que han sido abusados, que no por ello son víctimas, sino que son sobrevivientes. Lo bueno es que alienta a la gente a hablar sobre lo que les ha pasado. La tira, además de ser entretenida, tiene la posibilidad de ayudar a las personas.

–Toca temas muy atrapantes, muchos de los cuales pueden ser sensibles para la audiencia. ¿Crees que por ese motivo perduró en el tiempo?
–Lamentablemente, este tipo de situaciones pasan constantemente en el mundo real. Muchas veces vemos en las noticias hechos trágicos que sirven de "inspiración" para los escritores de la serie. Lo bueno es que hablamos de estos temas, aunque representan un desafío.

–¿Tenés algún tipo de hábito o costumbre particular a la hora de grabar una escena?
–Sí, por lo general leo el guión tres o cuatro veces. Pero tampoco lo sigo de forma estricta, ya que soy una actriz y me gusta improvisar.
Fuente: Télam

Más Leídas