espectaculos espectaculos
martes 14 de noviembre de 2017

Mendólogos TV nos trae a Ana María Picchio en Maestra rural

Francisco Suárez, el productor de esta serie que se emite los martes por El Siete, habla sobre el éxito que este proyecto ha alcanzado también en las redes sociales

La obra Mendólogos, que desde el 2014 se convirtió en un éxito de nuestro circuito teatral y por el que llegaron a pasar más de 60 artistas mendocinos y de renombre nacional, llegó con un innovador formato televisivo y hoy vamos a poder disfrutar de su segundo capítulo durante la emisión de Tardes compartidas, que conduce Gisela Campos por la pantalla de El Siete (señales 14 y 1007 en HD de Supercanal Digital, canal 31 de la TDA).

Detrás de este enorme proyecto está el actor, productor y director porteño Francisco Suárez, quien apostó a una idea que logró conquistar el interés de figuras como Ana María Picchio (ella es la protagonista del episodio Maestra rural, que se emite hoy), Pablo Rago, Lito Cruz, Alberto Ajaka, Jorgelina Aruzzi, Daniel Hendler y el humorista Campi, entre otros, siempre acompañados por actores de nuestra provincia. En la entrega de hoy estará Daniel Alonso (propietario de Don Alonso), quien hace su debut actoral con el personaje de un remisero.

Escenario charló con Francisco Suárez, quien desde el estreno viene observando el crecimiento y la aceptación del público de esta serie de microficciones (duran entre 7 y 10 minutos aproximadamente), que no para de crecer en las redes sociales.

–¿Cómo se sumó Ana María Picchio a "Mendólogos TV"?
–Fue por mi nombre (risas). En su infancia había un señor que se llamaba igual, que fue quien después inventó el Geniol. En su empresa trabajaba el padre de Ana María. Este caballero tenía la particularidad de que cuando la veía le regalaba un libro y a la semana pasaba le preguntaba si lo había leído y si le había gustado.

–Fue formándola como lectora...
–Tenía ese gesto, de enseñarle. Yo le escribí cuando ella estaba en Venecia, por WhatsApp. Llegué a Ana María a través de Gabriela Fantl, directora de casting que trabajó en Pol-ka, donde yo también estuve un tiempo. Cuando empecé esta ficción ella me recomendó hablar con la Picchio. Y se dio. Con ella hicimos el primer rodaje, aunque después definimos que quedara como el segundo capítulo. La verdad es que me arriesgué a llamar a grandes actores y ahora hasta me animé que el proyecto llegue a Ricardo Darín. Ya no me da vergüenza llamar a nadie.

–¿Sentís que el proyecto ya se sustenta solo?
–Sí, pero el año pasado, cuando empezamos, yo solamente tenía una carpetita con muchas buenas intenciones, pero nada concreto.

–¿Y cómo sumaste al resto de los actores?
–Fueron llegando de diversos lugares. Con Gabriela Fantl tengo relación desde que hice el unitario Signos, y en ese momento ella se acordó de mí. Guardo un afecto muy grande por ella, porque me puso en un lugar que ayudó mucho a mi carrera. Ella es de mi confianza, sobre todo en el tema del casting. También trabajo con Juan Risso, que tiene un lugar llamado Casting Club, muy importante en Buenos Aires. Él en la última etapa me ayudó mucho, por eso está también como productor. Ellos me ayudaron a conseguir a estos "monstruos" de la actuación.

–Qué bien habla de ellos el hecho de que te dieran su apoyo y quisieran filmar en Mendoza...
–Ellos no vienen para ganar fortunas, sino por el amor al oficio que tienen, por sus ganas de seguir actuando y apoyar a los que estamos empezando, al menos en mi primera experiencia como productor. Es la sensibilidad de estos actores y actrices de bancar este proyecto y de que se haga en Mendoza, porque este último detalle no es menor para ellos. Les importa mucho que se haga ficción en otra provincia que no sea Buenos Aires.

–Es muy innovador la duración de estos episodios, ¿cómo adaptaste el formato teatral al televisivo?
–Fue todo un proceso donde aprendimos y experimentamos, para conservar la esencia del teatro del que venimos, con dramaturgia, con dirección. Empezamos a generar un lenguaje nuevo, sin perder calidad teatral, pero en TV. Entonces descubrimos este formato y el camino es así: o crecés o morís.

–¿Cómo ha sido la recepción del público?
–La verdad es que ha trascendido las fronteras provinciales y a través de las redes sociales está llegando a todas partes.

–¿Van a llegar nuevos episodios el año que viene?
–Nosotros no tenemos subsidios del INCAA ni de nadie, por eso llevar esta producción ha sido a pulmón y un acto de locura, pero confiamos en este proyecto y queremos contar historias. Ahora la idea es hacer otro casting, para que salga otra actriz y otro actor mendocino. Es una idea que tomamos de Buenos Andes Contenidos, mi productora, y de Serebross Producciones que es la otra productora con la que hacemos Mendólogos, junto con El Siete.
Fuente:

Más Leídas