espectaculos espectaculos
miércoles 20 de diciembre de 2017

Los curiosos episodios que vivió Margot Robbie

Salvó a su madre de una pitón y se encontró un pie en la playa, algunas de las cosas que le pasaron a la actriz, quien por estos días presenta I Tonya.

Margot Robbie está en plena promoción de su última película, I Tonya, en la que se pone en la piel de la patinadora sobre hielo estadounidense dos veces olímpica y subcampeona mundial.
Lo normal es que cuando un intérprete está de promoción, escuche siempre las mismas preguntas de los periodistas y este dé siempre las mismas respuestas. Pero la actriz australiana está demostrando que ella es diferente. En muchas de las entrevistas, la protagonista de películas como El lobo de Wall Street o La leyenda de Tarzán está desvelando algunas de las anécdotas más curiosas de su vida. Y lo cierto es que no tienen desperdicio. Estas son las historias más impactantes contadas por Margot Robbie.


1. A principios del mes de diciembre, acudió al programa de televisión Jimmy Kimmel Live, y allí contó una anécdota que dejó a los espectadores con la boca abierta. Cuando era adolescente, un día su madre le pidió que la ayudara con una serpiente que había en su casa de Australia, país famoso por su fauna peligrosa. "Me negué porque estaba muy ocupada con el Messenger", comenzaba Robbie su historia. Pero cuando se dio cuenta de que no escuchaba a su madre desde hacía unos 10 minutos, salió a ver qué sucedía. Y entonces se la encontró en el suelo, con una pitón gigante enredada en el brazo que también estaba intentando llegar hasta su cuello para asfixiarla. Al final, según le aseguró a Chris Pratt (quien la estaba entrevistando), sacó una valiosa lección de aquel episodio: "En ese punto comprendí que la próxima vez que mi madre me pidiera ayuda para sacar a una serpiente de casa, ¡simplemente lo haces!".

2. En una mesa redonda con otros colegas de profesión organizada por The Hollywood Reporter, la actriz ha desvelado este martes otro de los curiosos episodios de su pasado. "Hace poco, hice una película, y el director le pidió a todo el mundo que escribiera en un papel lo más loco que le hubiese ocurrido nunca. Todos parecían muy normales. Y se leyeron el último día, y tenías que adivinar de quién era cada anécdota. Lo que simplemente me recordó lo fascinante que es la gente. Alguien había estado comprometido con la princesa de Zanzíbar. Otro estuvo en un accidente de avión en el que solo sobrevivieron diez personas". Y luego reveló lo que ella había escrito: una vez se encontró con un pie humano en una playa de Nicaragua. "Un pequeño souvenir", contó entre risas. Nadie del equipo de la película adivinó que esa anécdota era la suya.

margot-robbie-vanity-fair-ss03.jpg


3. Puede que su último papel haya sido ponerse en la piel de la excampeona de patinaje artístico sobre hielo. Pero ahora es finalmente cuando realmente Margot Robbie va a poder patinar sobre hielo. Durante los meses de rodaje, la actriz tenía prohibido por contrato hacerlo fuera del rodaje por miedo a que se lesionara.

4. Margot Robbie no solo cuenta historias, también pasa a la acción. En la misma entrevista con Chris Pratt en el late night de Jimmy Kimmel le demostró al actor sus aptitudes como barista, y le enseñó lo que ella llamó como uno "de sus trucos de fiesta". Cogió dos botellines de cerveza, los enfrentó, y los abrió sin necesidad de abridor.

margot robbie.jpg


5. También se animó a demostrar en directo sus habilidades como tatuadora en otro programa. Uno de sus seguidores dejó que le tatuara en el pie durante el The Graham Norton Show, a finales del mes de septiembre. Durante el rodaje de Escuadrón suicida, ella fue la encargada de tatuar a todos sus compañeros de reparto como recuerdo. Y en una de las imágenes publicadas en Instagram por Cara Delevingne, ambas mostraban una especie de carita sonriente en la parte inferior del dedo gordo del pie. Fue esa smiley face la elección de su fan, uno de los miembros del equipo del programa, para tener tatuado para siempre. Le prometió mejorarlo en el backstage mientras Harrison Ford, Ryan Gosling y Reese Witherspoon la miraban alucinados.
Fuente:

Más Leídas