espectaculos espectaculos
miércoles 07 de marzo de 2018

Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese, acusados de difamación por 'El lobo de Wall Street'

Leonardo DiCaprio ha sido demandado por 'El lobo de Wall Street'. La película, que se estrenó en 2013, está basada en la vida de Jordan Belfort, un corredor de bolsa que se hizo rico a través de la estafa y gastó montones de dinero en fiestas, drogas y prostitución. La cinta se basa en el libro del mismo nombre, las memorias del propio Jordan Belfort, en el que cuenta la montaña rusa de su vida desde su propio punto de vista.

Hasta ahí todo bien, pero ahora entra en escena Andrew Greene, que fue abogado en la firma Stratton Oakmont, junto al propio Belfort. Según explica en su denuncia, él mismo fue la inspiración para el personaje de Nicky Koskoff "Rugrat", interpretado por P.J. Byrne. Según él, en la película es representado como "un criminal, drogadicto, degenerado, depravado y desprovisto de cualquier moralidad y ética". Por ello, Greene demandó en 2015 a las compañías productoras de la película, entre las que se encuentran DiCaprio y el director de la cinta Martin Scorsese, por difamación. Es decir, los acusa de realizar falsas afirmaciones que socavan su capacidad para realizar su profesión de abogado. En el juicio también está involucrado Terence Winter, guionista de 'El lobo de Wall Street'.

Ahora, el caso se ha movido a juicio sumario y los implicados han empezado a dar sus testimonios, como ha recogido The Hollywood Reporter. Según la acusación, DiCaprio, Scorsese y Winter se basaron únicamente en el libro de Jordan Belfort, un hombre "que ha admitido que miente de forma regular y patológica". Greene defiende que los responsables de la película no investigaron lo suficiente sobre los hechos que iban a representar y no hablaron con él para informarse sobre su papel en lo sucedido. "El único interés que tenían los acusados era representar la manía de Jordan Belfort desde su punto de vista", afirma, "los acusados demostraron una imprudente indiferencia por la verdad durante la producción de la película".

En sus testimonios, DiCaprio, Scorsese y Winter han dejado claro que la investigación para la película no fue demasiado exhaustiva. "Hice un tour por Wall Street", dice DiCaprio, "leí el libro, observé a la gente en Nueva York que está en ese negocio; aparte de eso, no recuerdo nada más". Terence Winter, por su parte, defiende que los personajes existían únicamente para contar la historia de Jordan Belfort. "Si teníamos que combinar a una persona en tres para contar la historia de Jordan, no pasaba nada", explicó, "No nos importaba si necesitábamos cambiar algo (intercambiar personajes, cambiar sus nombres, cambiar sus características o comportamiento)".

Fuente: ECartelera

Fuente:

Más Leídas