espectaculos - estrenos estrenos
jueves 07 de diciembre de 2017

La tentación de ver más allá de la muerte

El director de la famosa cinta Rec vuelve al género del terror con La posesión de Verónica, inspirada en un caso real conocido como el "expediente Vallecas", ocurrido en los años '90.

Comunicarse con los muertos ha sido uno de los ejes del cine de terror. Con mucha ficción a cuestas, el género suma ahora un filme dirigido por Paco Plaza basado en hechos reales. La posesión de Verónica, que se estrenó esta semana, de la mano del responsable de uno de los éxitos más grandes del cine español de los '90 (Rec), tiene como protagonista a una adolescente que luego de jugar con sus amigas a la ouija para tratar de contactar a su padre recientemente fallecido comienza a ser aterrorizada por presencias sobrenaturales.

El filme está inspirado en el "expediente Vallecas", sobre el caso de Estefanía Gutiérrez Lázaro, una chica residente del barrio madrileño de Vallecas, a quien comenzaron a acontecerle extraños sucesos tras jugar a la tabla ouija. La historia, relativamente reciente, con pruebas y testigos disponibles, alcanza por su contexto una dimensión superior en su significado. Todavía sin una explicación lógica o científica, es uno de los episodios más recordados por la parapsicología en España.

Según lo narrado, el origen del misterioso suceso remite al inicio de la década de los '90, cuando Estefanía, de 18 años, comienza a interesarse por el mundo del ocultismo. Dado que ya había participado en alguna sesión de ouija, organiza otra en su escuela junto con varias compañeras para contactarse con el novio de una de ellas, fallecido en un accidente de moto.

La Posesión De Verónica - Trailer 2017

Los problemas comienzan cuando la profesora las descubre y destruye el tablero contra el suelo. Entonces, la joven comienza a sufrir comportamientos extraños, inexplicables. Nadie alcanza a dar un diagnóstico acertado sobre qué ocurre. Para quienes se definen creyentes, la chica de Vallecas ha sido poseída por el mal.

"El hecho de abordar la realización de una película con la etiqueta 'inspirada en hechos reales' genera una enorme responsabilidad. Supone un desafío enorme el relato de estos acontecimientos por lo escalofriante de los testimonios recogidos y por el terrible desenlace de los hechos", contó Plaza.

"Llevar a la pantalla los hechos recogidos en el 'expediente Vallecas' nos enfrenta a tomar decisiones de cómo articular dramáticamente la enorme cantidad de detalles, testimonios y hechos probados que rodean la historia. La decisión más difícil ha sido cómo aproximarnos a los hechos, a la terrible experiencia vivida por nuestra protagonista".

Plaza, que fue alumno de un colegio religioso en su adolescencia, asoció la película a ese contexto en una entrevista en público.es. "Creo que los niños criados en el catolicismo son más permeables a lo sobrenatural. Te dicen, desde que eres pequeño, que Jesucristo murió y resucitó, que la Virgen María concibió sin pecado. ¿Cómo no vas a atreverte a comunicarte con los muertos?".

La tabla ouija, según el director, es una herramienta que expresa parte de la realidad del personaje protagónico. "Es un elemento transgresor y en las etapas de crecimiento, y en la adolescencia más que en ninguna, la personalidad se forja jugando en los límites. En un colegio de monjas, una ouija era muy transgresora.
Fuente:

Más Leídas