espectaculos - Amaia Montero Amaia Montero
sábado 17 de marzo de 2018

La nueva cara de Amaia Montero

La cantante española, de 41 años, se subió al escenario en Tenerife con un rostro renovado

Amaia Montero regresó a la música tras dos años de silencio. Quien fuera vocalista de La Oreja de Van Gogh ha sacado un nuevo disco, Nacidos para creer. Ya cuando el álbum se puso a la venta, sus fans se quedaron sorprendidos con su nueva figura. Pero en la noche de este jueves la sorpresa aumentó cuando la cantante se dejó ver sobre el escenario con una nueva cara.

Sucedió durante los Premios Cadena Dial en Tenerife, cuando la artista, de 41 años, actuó. Lo hizo vestida con un mono naranja aunque el público en lo que se fijó fue en los nuevos rasgos de su rostro. Se la veía algo más hinchada que de costumbre, con unos pómulos muy marcados y unos ojos rasgados.

Nacidos para creer tiene una letra muy reivindicativa. En ella Amaia Montero deja claro que le importa muy poco lo que otros digan sobre ella, una faceta que, parece, puede que se convierta en la base de sus próximos trabajos. "Hay quien encuentra raro que a los 40 / No esté casada / Pocos me han desnudado / Muchos me hacen la cama / Otros juran que bebo y que en persona/ No valgo nada/ Que hace dos o tres tallas / Que no entro en mis vaqueros / Y a veces me dan ganas de volverme y decir / Si tú no sabes nada de mí / Ni dónde ni con quién ni cuándo/ Si cuelgo a dios o al diablo en la pared/ A qué me atreví, lo que nunca haré/ A cuánto vendes tu la verdad? / Quién te dio vela en este entierro / No busco un clavo ardiendo/ Y si miro atrás tu no estás ahí / Con los que pondrán la mano en el fuego por mí.
"Los que critican a Amaia Montero no están escuchando la letra de la canción", compartió un usuario de Twitter, en apoyo a la cantante. Y es que las redes sociales se han hecho eco de la transformación de la artista vasca. "Todavía estoy en shock después de ver la cara de Amaia Montero", escribía una tuitera. "¿Qué se ha hecho Amaia Montero en la cara?", decía otro.
Fuente:

Más Leídas