espectaculos espectaculos
miércoles 15 de noviembre de 2017

La llegada de la obra a la pantalla grande

En 1960, uno de los maestros del género de terror, Roger Corman, llevó a la pantalla Little Shop of Horrors. Esta comedia negra –rodada en sólo dos días–, se convirtió en un clásico del cine clase B y tiene a un joven Jack Nicholson (en uno de sus primeros trabajos cinematográficos)en el rol del sádico dentista que maltrata a la dulce Audrey.

En 1986 se hizo una remake de la cinta, en este caso dirigida por Frank Oz.

Este filme se rodó en Inglaterra con un presupuesto de 30 millones de dólares, bastante más que los 27.000 dólares que había gastado Corman en su versión.

El rol de Seymour estuvo interpretado por Rick Moranis (Los cazafantasmas, Querida, encogí a los niños) y el dentista estuvo a cargo del comediante Steve Martin.
Fuente:

Más Leídas