espectaculos - Harvey Weinstein Harvey Weinstein
miércoles 31 de enero de 2018

Hollywood le suelta la mano a Woody Allen

El movimiento #MeToo apunta a su próxima víctima, Woody Allen, desde hace tiempo caído en desgracia y ahora en riesgo de recibir el golpe definitivo ya que Amazon está evaluando si termina sus relaciones laborales con él, poniendo en peligro su último filme, A rainy day in New York, que el coloso a cargo de Jeff Bezos financió y debería distribuir.

Si los trascendidos del New York Times fueran ciertos, sería un duro golpe para Woody Allen, tal vez el golpe definitivo para su carrera en Hollywood.

Una Hollywood que ya quemó las naves con Harvey Weinstein, James Toback y Kevin Spacey, todos arrastrados por el escándalo de las molestias sexuales de las que nació el movimiento #MeToo.

Allen terminó en la mira de las críticas por las acusaciones de molestias de parte de su hija adoptiva Dylan Farrow, acusaciones que se remontan a años atrás y que el realizador ya varias veces desmintió secamente.

Pero Farrow nunca se rindió y recientemente volvió a plantear su caso, apareciendo por primera vez frente a las cámaras. Sus palabras tuvieron un vasto eco: muchos actores comenzaron a alejarse del realizador.

Colin Firth fue el último, y ahora tiembla Kate Winslet, cuyas posibilidades de conseguir el Oscar por el film Wonder wheel, rodado por Allen en 2017, están en caída libre.

También los actores de A rainy day in New York se alejan del director: Rebecca Hall donó su sueldo a asociaciones de beneficencia y a Time's Up, la campaña de Hollywood contra las molestias.

Hall, estrella de Vicky Cristina Barcelona, filme de Allen de 2008, trabajó un solo día para la nueva Rainy day... pero hace un mea culpa en Instagram: "Me arrepiento de la decisión, no lo haría de nuevo".

Una de las voces fuera del coro, sin embargo, es la de Cherry Jones, otra de las actrices de la última producción de Allen: "Hay quien está cómodo teniendo certezas. Yo no lo estoy. No sé la verdad: cuando condenamos sobre la base del instinto nuestra democracia está sobre una ruta resbalosa".

También defiende a Allen Letty Aroson, la hermana del director, que critica el uso del movimiento #MeToo de parte de Farrow.

Pero la hija adoptiva de Allen rechaza las acusaciones: "Si Woody Allen o alguien por él dice que estoy capitalizando un momento histórico en el que está en boga mirar atentamente a los hechos en lugar de la débil defensa de hombres poderosos, un momento en que la verdad está de moda, entonces puedo decir que tienen razón".
Fuente:

Más Leídas