espectaculos espectaculos
sábado 11 de noviembre de 2017

Green Day explotó en Vélez

Los años no parecen transcurrir para este trío punk oriundo de Berkeley.

El trío punk californiano Green Day ofreció un demoledor recital en el estadio Vélez Sársfield, donde tocó cerca de una treintena de canciones, fue besado, ovacionado por una cancha repleta, jugó con el público y además de dos horas y media de música, condimentó el encuentro con humor.

Los años no parecen transcurrir para este trío punk oriundo de Berkeley, que está a punto de cruzar las tres décadas de trayectoria reunido bajo el nombre de Green Day, tras dejar en el olvido Sweet Children. En ese sentido, la cita que tuvo el barrio de Liniers con Billie Joe Armstrong (guitarra y voz), Mike Dirnt (bajo) y Tré Cool (batería), en el marco del tour "Revolution Radio", fue la evidencia.

Las luces se apagaron 20 minutos después de las nueve y los músicos irrumpieron sobre el escenario con "Know your enemy", una pieza contundente y arrasadora, una de esas con las que sentís que te podés llevar el mundo por delante. Con esa elección, apareció la primera intervención del frontman: eligió a un espectador para que suba al escenario y lo acompañe con la voz principal.

Embed

Flying high in South America. Obrigado Rio for the warm welcome. Sao Paulo, see you tomorrow!

Una publicación compartida de Green Day (@greenday) el


De la multitud enloquecida -que venía acumulando ansiedad tras la sólida presentación de The Interrupters- el eterno y teatral niño Armstrong señaló a un muchacho de remera roja que, además de cantar, se dio el gusto -también- de besarlo y luego, de tirarse sobre el público.

Después de un comienzo como ese, mucho más no se le puede exigir a la banda; sin embargo, el trío encontró la forma de lograr que la cita se torne aún más divertida y que su público, totalmente heterogéneo, estuviera expectante durante la noche.

El recital se mantuvo potente, fuerte, afilado, con explosiones sonoras, disfraces, remeras regaladas desde el escenario y llamas a lo largo de toda la noche. Frente a la banda, el mosh y el pogo, la correspondencia, los coros y la energía que se retroalimentaba a cada minuto. Así siguieron "Bang Bang" y "Revolution Radio".

Fuente: Télam

Más Leídas