espectaculos espectaculos
jueves 23 de noviembre de 2017

George Clooney Director fascinante

Hoy llega a las salas de nuestro país Suburbicon, la sexta película del célebre actor de Hollywood, que tiene a Matt Damon como protagonista

Si hay una estrella de cine que siempre se muestra feliz, que es amable con quien se le cruce y es consciente de que su fama se debe en parte a que suele caerle bien a los periodistas, ese es George Clooney.

Es que de verdad la vida le sonríe. Ha encontrado en Amal Alamuddin a su compañera de vida y madre de sus hijos, ha vendido en mil millones de dólares su marca de tequila y los críticos han recibido con entusiasmo a Suburbicon, la comedia negra que con guión de los hermanos Coen y Matt Damon en el papel principal lo ha vuelto a colocar en la carrera por el Oscar y que se estrena hoy en Argentina.

–¿Cuáles son hoy los desafíos en la vida de George Clooney?
–Ciertamente son muy diferentes a cuando me mudé a Los Ángeles tratando de conseguir un trabajo. En ese entonces no tenía seguro médico y no pude ir al dentista durante 10 años. Hoy el dinero no es un problema para mí, pero sí mantener mi privacidad. Pero no me olvido de otras épocas de mi vida, cuando cortaba tabaco y miraba un programa que se llamaba Cómo viven los ricos y famosos. En ese entonces me causaba gracia ver a un actor quejándose de cuán dura era su vida mientras a mí me pagaban 3,33 dólares la hora por trabajar en el campo. Ciertamente hoy extraño mis caminatas por el Central Park de Nueva York. Me encantaría hacerlo con mi esposa y mis hijos, pero eso es imposible. De todos modos, no me puedo quejar, porque soy muy consciente de que las cosas son mucho más duras para los demás.

Suburbicon - Official Trailer #1 [HD] - Subtitulado por Cinescondite


–¿Dirías que tu vida ha cambiado para bien con la llegada de tus hijos?
–Por supuesto. Tengo una esposa increíble y dos chicos a los que ni siquiera les importo. No tengo nada para darles. Les puedo dar una mamadera de vez en cuando, y les encanta, pero fuera de eso, lo único que ellos quieren hoy en día es a Amal. Es encantador verlos juntos.

–¿Es cierto que adoptaste a un refugiado iraquí?
–Es cierto. Tenemos a un muchacho yazidi viviendo en nuestra casa en Kentucky. No quiero decir su nombre porque tiene familia en Irak e Isis todavía está allí, por lo que sus parientes están en constante peligro. El quería una educación y fue aceptado en la Universidad de Chicago. Mientras espera que empiecen las clases se ha convertido en el mejor amigo de mi padre. Diría que es el hijo que él siempre hubiera querido tener, porque piensa que todas sus bromas son nuevas. Mi padre cuenta los mismos chistes que he escuchado toda mi vida y él se ríe. Se ha convertido en parte de nuestra familia y lo queremos mucho.

–Sos un hombre de mundo, ¿cuál es la persona que conociste que más te ha impactado?
–Paul Newman. Era un hombre muy divertido. Intercambiábamos cartas y lo que me escribía me hacía matar de risa. Todavía piloteaba autos de carrera cuando se estrenó Jugando sucio y puso el póster de mi película en el costado de su vehículo. El tenía muy en claro qué era lo que quería hacer con su carrera, tenía una concepción muy clara de la beneficencia, y a pesar de su edad seguía actuando, dirigiendo y produciendo cuando los proyectos le interesaban. También fui muy amigo de Gregory Peck. A mí me impresionaba que un gigante de la industria como él quisiera ser amigo mío.

–¿Hay alguien que te gustaría conocer?
–Claro. Nunca he hablado con Robert Redford. Yo sabía que él estaba en el Festival de Venecia y traté de encontrarlo mientras yo también estuve allí, pero no tuve suerte. Me fascina lo que él hizo con su estrellato, no sólo por su trabajo en el Festival de Sundance, sino en la realización cinematográfica. Fue una pieza clave para que se pudiera rodar Todos los hombres del presidente, que me parece la mejor película que se ha hecho sobre periodismo aún cuando yo dirigí Buenas noches y buena suerte. Me parece que es un filme perfecto. El ha influido mucho en el cine independiente y la primera película que se hizo sin participación de los estudios fue Downhill Racer. Soy un gran admirador suyo y me encantaría conocerlo. Es muy curioso que nunca nos hayamos cruzado en la vida.
Fuente:

Más Leídas