espectaculos - Netflix Netflix
miércoles 01 de noviembre de 2017

El Spacey gate derivó en la suspensión del rodaje de "House of Cards"

Las empresas productores de la serie "House of Cards" apretaron el acelerador en el caso de abuso sexual en el que fue implicada su estrella, Kevin Spacey, al suspender por tiempo indefinido el rodaje de la sexta y última temporada anunciada para mayo de 2018.

"Media Rights Capital, productora de la serie, y Netflix han decidido suspender la producción de la sexta temporada de 'House of Cards' hasta próximo aviso", indicaron las compañías en un comunicado remitido hoy al portal especializado Deadline.

Las empresas aseguran que necesitan tiempo "para revisar la actual situación y abordar cualquier preocupación del reparto y del equipo", decisión que algunos medios señalan que podría ser una forma de justificar una decisión de cancelar la producción hace varios meses.

Los organizadores de los premios Emmy anunciaron que no le entregarán su honorífico a Spacey, tal y como había anunciado meses atrás.

Spacey, ganador de dos premios Oscar, fue acusado el último domingo por el también actor Anthony Rapp de un supuesto episodio de acoso sexual sucedido en 1986, un incidente habría tenido lugar en una fiesta celebrada en el apartamento de Spacey en Nueva York, cuando Rapp tenía 14 años.

"Honestamente, no recuerdo el encuentro, hubiera sido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado", dijo Spacey en Twitter.

El joven Rapp se quedó encerrado en el dormitorio de Spacey viendo TV, cuando ya terminada la velada, Spacey irrumpió y se le avalanzó: "Trataba de seducirme. No sé si hubiera utilizado ese lenguaje. Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", afirmó Rapp.

Para no desaprovechar el éxito de la serie, Netflix estaría preparando un "spin-off" (serie derivada) de que tendría lugar en el mismo universo político de conspiraciones y traiciones pero con personajes de su entorno, un asesor político del personaje de Spacey, Doug Stamper, que interpreta Michael Kelly.

Como si las primeras reacciones de las denuncias no fuesen suficientes, el teatro londinense The Old Vic, del que Kevin Spacey fue director artístico entre 2004 y 2015, puso a disposición de otros potenciales denunciantes una dirección de correo electrónico "confidencial" para que los trabajadores, tanto actuales como antiguos, puedan difundir "quejas que no hayan podido expresar".

Al mismo tiempo, la plataforma de educación virtual MasterClass cerró el curso de interpretación dictado por Kevin Spacey de 28 lecciones que totalizaban 5 horas de duración, a 90 dólares por usuario, tras la difusión de las acusaciones en su contra por acoso sexual.
Fuente: Télam

Más Leídas