espectaculos espectaculos
miércoles 14 de marzo de 2018

El piano y la canción se funden en este disco de Olalla y Guyot

Esta noche se presentará este nuevo material discográfico que tendrá un variado repertorio, desde clásicas canciones de tango hasta creaciones de Cerati y David Bowie

La vida, la noche y la música juntaron a Elbi Olalla (pianista. compositora y letrista de Altertango) y Alejandro Guyot (cantor, letrista y compositor de 34 Puñaladas) para dar vida a un disco que surge de charlas interminables. Piano canción se presenta hoy, a las 21, en el auditorio del COPIG.

Con el auspicio del Consejo Profesional de Ingenieros y Geólogos (COPIG), y dentro de un ciclo de piano llamado Pianística en la casa de los Ingenieros y Geólogos es que se presentará este disco.

La personalidad pianística y vocal de estos artistas se verá reflejada en el repertorio, en el que pueden encontrarse desde "perlitas" de la música tanguera tradicional tales como La viajera perdida (Blomberg/Maciel), Esclavo (Joaquín Mora/José María Contursi) o La violeta (Cátulo Castillo/Nicolás Olivari), hasta La cerveza del pescador Schiltigheim (poesía de Raúl González Tuñón musicalizada por Juan Tata Cedrón), y versiones de canciones de David Bowie (Héroes) o Gustavo Cerati (Corazón delator) en el formato mínimo e intimista de piano y voz. El disco incluye también composiciones propias como Viejo Bar (Olalla/Guyot) y Falso abismo (E. González/Guyot).

En esta nota ambos protagonistas hablaron con Escenario y cuentan el nacimiento de Piano canción.

–¿Cómo surge el disco Piano canción?
Elbi: –El disco Piano canción surge de una amistad de años con Alejandro y con la colaboración en varios temas, componemos juntos y somos amigos desde hace un montón de tiempo.

–¿Cuándo nace la relación entre ambos?
Elbi: –La relación surge cuando 34 Puñaladas visita Mendoza en el año 2003 aproximadamente y nos conocemos en Los Dos Amigos. Desde ese momento nos hemos ido encontrando y compartiendo muchísimas cosas.
Alejandro: –Nos conocimos en un reducto tanguero, fue durante una gira luego de un concierto en el Teatro Plaza. Nos llevaron a comer y tomar algo, y quienes estaban tocando me volaron la cabeza. Había una banda tocando tangos tradicionales o versiones de temas increíbles. Eran un compendio de tangos del siglo XXI sonando en Los Dos Amigos. Pegamos mucha onda con todos los chicos de Altertango. Nos terminamos convirtiendo en bandas hermanas y hemos tocado juntos por todos las dos. De esas de charlas interminables fueron naciendo las ganas de hacer algo en conjunto. Luego, lo que hicimos fue componer juntos, hay tres temas en uno de los discos de Altertango que son: Amalgamas, Jardín del desierto y Viejo Bar. De esta manera y como prolongación de las conversaciones nocturnas surge Piano canción.

–¿Cómo se fue formando el repertorio del disco?
Alejandro: –El hecho de que Elbi viva en Mendoza y yo en Buenos Aires, hizo que ensayáramos muy pocas veces. Por eso este disco se convirtió en una conversación nocturna. Este disco obliga a Elbi a desentenderse de un grupo, una orquesta, y la enfrenta a su instrumento. Esto provoca que ella se siente frente al piano y cuando lo hace sus manos caminan solas. Por ejemplo hicimos una versión tanguera de Corazón delator de Cerati, entre otros temas. Fue un disco que nos obligó a corrernos de los roles musicales en los que solemos movernos. Hay un clima entre portuario y naviero que sobrevuela el disco que nos fuimos dando cuenta después. Este disco nos da muchas alegrías y nos encanta poder presentarlo en Mendoza. Además en los vivos donde nos presentamos e invitamos a otros músicos lo que provoca es una verdadera fiesta.

–¿En qué momento de tu carrera musical sentís que estás ahora?
Alejandro: –Tanto Elbi como yo estamos en un momento muy particular. 34 Puñaladas está cumpliendo 20 años y estamos a punto de publicar un disco de vinilo de un concierto que hicimos en la sinfónica de Hamburgo. Tenemos siete discos editados y este sería el octavo. Mientras, Altertango está editando su séptimo disco. Un material que dará cuenta de toda la madurez que adquirieron y va a dar que hablar en Mendoza. Es un lindo momento. Este fue una especie de encuentro que pautamos hacer, que fue apoyado por las dos bandas y que nos acompañan cada vez que pueden.
Elbi: –Es un momento de cosecha de muchos años de laburo pero también de seguir sembrando cosas nuevas. Más o menos como siempre pero con más experiencia y más recursos debido a los años acumulados. Altertango está por sacar un nuevo disco, el séptimo, y se llamará Sie7e, por Acqua records y tiene una serie de presentaciones en Buenos Aires, La Plata, Montevideo, Santiago, Valparaíso, Sur de Chile y Mendoza.

–¿Qué sienten cuando escuchan al otro?
Alejandro: –Es una gran emoción cuando la escucho. Cuando grabamos fue lindo respirar y vivir lo que proponía uno mientras el otro podía interpretar o re definir. Ella es una pianista, compositora y letrista increíble. Tiene una amabilidad de compartir la música con compañeros o pares que no todos tienen. Para mí es un honor verla tocar. La verdad es que yo la admiro mucho.
Elbi: –La forma de cantar de Ale me es muy familiar, a la vez que siempre he sentido que es uno de los mejores cantantes de su generación, por la textura de su voz, su forma de interpretar y de pararse en el escenario.

–¿Luego viajan a Chile?
–Viajamos a Chile mañana y tocamos viernes y sábado.

–¿Quiénes son los músicos invitados?
Elbi: –Ezequiel Acosta (bandoneón); Gerardo Lucero (contrabajo) y el Colectivo Microtango: Felipe Echagüe, Jero Flores, Luciana Scherbosky, Javier Ledda , Laura Lorenzo, Kathi Mansilla, Leo Neirotti, Paula Bilen y Emanuel González.

–¿Cómo fue grabado el disco?
Elbi: –El disco Piano canción fue grabado en dos intensas noches en agosto del 2017 en la casa estudio y bajo la tutela artística de Diego Vainer (compositor y músico electrónico experimental, autor de Fantasías animadas, compositor de música para cine y teatro) usando un espléndido piano Steinway, registrando en directo lo allí sucedido para que luego esas tomas fueran mezcladas, editadas y masterizadas por Edgardo González (guitarrista y compositor).
Fuente:

Más Leídas