espectaculos espectaculos
lunes 04 de junio de 2018

El Cuervo, la película maldita

Brandon Lee perdió la vida accidentalmente en el rodaje. Ahora, Jason Momoa se bajó de la nueva versión.

Brandon Lee empezaba a despuntar como actor en 1993, apadrinado por un apellido que le hacía fuerte en el gremio. Rodaba por aquel entonces "El cuervo", una cinta basada en un cómic de la que se esperaba que tuviera gran éxito y que colocara a su protagonista en la cima, pero nada salió como se pretendía.

Alex Proyas, el director del filme, citó a todo su equipo la noche del martes 30 de marzo. Un día normal de trabajo en el estudio de Wilmington para hacer pequeños avances, casi los últimos que quedaban para terminar de rodar y enviar la película a montaje. Tocaba trabajar en una escena aparentemente sencilla en la que el protagonista del filme (Brandon Lee) llegaba a casa y encontraba a un grupo de delincuentes abusando de su novia. En la ficción, suponía la muerte de un personaje que después regresaría de entre los muertos, pero derivó en una muerte real.

Después de varias pruebas, llegó el momento de rodar. Proyas había decidido que uno de los cuatro matones que abusaban de la novia llevase una Magnum del calibre 44 -cargada con balas de fogueo- con la que dispararía a Lee una vez que entrase por la puerta. Fue un único tiro. Fatídico. Todo parecía controlado pero en ese momento se descontroló por completo.

Brandon Lee yacía en el suelo sin poder moverse. Al principio todos pensaron que se había saltado el guion, ya que estaba previsto que inicialmente cayese hacia delante pero se fue hacia atrás al recibir el impacto de la bala. Nadie se movió hasta que oyeron el "¡Corten!" del director, ni siquiera el propio Lee, que solo acertó a levantar el brazo pidiendo ayuda. Fue entonces cuando el resto del equipo vio que el charco de sangre que había a su alrededor era real y no ficticio, como debería haber sido. El impacto de la bala en el abdomen le había producido una grave hemorragia.

El actor fue trasladado al hospital, donde fue operado de urgencia durante más de seis horas hasta que fue declarado muerto poco después de la una de la madrugada. La bala le causó una grave hemorragia interna en el estómago que impedía que le coagulara la sangre. Fue el último incidente de un rodaje que parecía maldito desde que se preparó. Un miembro del equipo se electrocutó preparando los decorados, uno de los publicistas sufrió un grave accidente de tráfico y una tormenta destruyó parte de los decorados y dejó enfermo a la mitad del staff.

Las circunstancias de la muerte todavía hoy siguen siendo objeto de rumores y leyendas, especialmente porque Lee encarnaba a un personaje que volvía de la muerte. El metraje de la toma fatal fue utilizado como evidencia en la investigación policial y después fue quemado personalmente por el director del filme.

Quedó esclarecido que el equipo técnico de la película cometió un fallo fatal a la hora de cargar las balas. Utilizaban proyectiles a los que les retiraban la pólvora para dar mayor autenticidad a las escenas, pero mezclaron por error un tipo con otro y dejaron la munición equivocada en la pistola que iba a disparar Michael Massee, un actor al que de por vida le persiguió la imagen de Brandon Lee tirado en el suelo.

La "remake" mantiene la maldición

La remake de la película maldita "El cuervo" parece mantener el halo de desgracia que persiguió a la original. La primera productora que iba a levantar el filme, Relativity Media, se declaró en bancarrota... Después se hizo con los derechos Samuel Hadida, lo que atrajo de nuevo al director Corin Hardy al proyecto después de que varios directores hubieran sido tentados, entre ellos los españoles Juan Carlos Fresnadillo o Francisco Javier Gutiérrez...

Corin Hardy convenció a la Jason Momoa (el nuevo Aquaman) para homenajear con su actuación al hijo de Bruce Lee. Antes, otros actores como Jack Huston o Luke Evans recibieron el mismo encargo, pero finalmente desecharon el papel.

Y cuando ya había productor, director y una estrella protagonista para sacar adelante «El cuervo», la sombra de la maldición volvió a aparecer. Tanto el director como el actor se han bajado del proyecto, que tenía previsto su estreno para el 11 de octubre de 2019, cuando tan solo quedaban cinco semanas para que comenzara el rodaje. Los motivos, parece ser, son problemas entre el productor y la distribuidora. La realidad es que no parece que vaya a haber un nuevo "Cuervo" en 2019.
Fuente:

Más Leídas