espectaculos - Oscar Oscar
domingo 04 de marzo de 2018

El conflicto gremial que hizo nacer al famoso Oscar

La historia de la creación de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y su estatuilla dorada es bastante singular. Repaso de algunos de los hitos más recordados de este galardón, uno de los más codiciados del séptimo arte

Aunque parezca increíble, el premio más famoso de la industria del cine –sobre todo por su marketing– surgió a partir de un conflicto gremial.

En la década del '20 del siglo pasado, las reivindicaciones sindicales se estaban haciendo oír en Hollywood. Los salarios de las estrellas eran siderales y los trabajadores de la industria (sobre todo los técnicos) no la estaban pasando nada bien.

En el medio de una situación de creciente malestar, el magnate de la Metro Goldwyn Mayer Louis B. Mayer decidió construir para su familia una casa en la playa de Santa Mónica (California). Le pidió a Cedric Gibbons (director artístico del estudio) que diseñase la lujosa morada, el cual estimó que en seis semanas debería estar lista.

Como mano de obra, Mayer reclutó a los trabajadores de su estudio, a los cuales consideraba casi un poco más que esclavos. Pero sus hombres se negaron a construir el palacio al precio que se pagaba en el estudio y le pidieron una suma altísima, con lo cual la única opción era ir al paro si no aceptaba.

Mayer entonces llamó a hombres de su confianza (Conrad Negel, Fred Niblo y Fred Beetson) para zanjar el conflicto. Ellos lograron un acuerdo: se crearía una institución que tuviese el poder de mediar en este tipo de inconvenientes laborales y que además ayudase a darle una imagen más positiva a la meca del cine.


La mansión se terminó y Mayer cumplió con el requisito de seguir con las reuniones periódicas, pero poco a poco los representantes fueron encaminándose hacia lo que era la elite del séptimo arte, muchos de ellos elegidos nada democráticamente por el propio Mayer.

Así fue como el 11 de enero de 1927 se realizó una reunión en el hotel Ambassador y en el medio de la lujosa cena surgió el perfil de lo que luego sería la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

Luego de que al actor y vicepresidente de la Academia, Douglas Fairbanks, se le ocurriese crear el premio (que luego se llamaría Oscar), la primera entrega se formalizó el 19 de mayo de 1929 en el hotel Hollywood Roosevelt, sin el brillo que se le conoce hoy. La ceremonia duró pocos minutos y no hubo casi cobertura periodística, situación casi en las antípodas de lo que sucede en la actualidad.

En 1935 se establecieron las nominaciones, pero con una singularidad: se les permitía a los votantes escribir en un papel sus preferencias por si éstas no estaban entre las elegidas.

Recién en 1940 comenzó el secreto acerca de los ganadores, que se dan a conocer luego de abrirse el famoso sobre lacrado. Hasta ese momento, los triunfadores se anunciaban horas antes a la prensa, lo cual hacía que los perdedores, lógicamente, no se presentaran a la ceremonia. El secreto hizo volver a las estrellas.
Fuente:

Más Leídas