espectaculos - España España
viernes 08 de diciembre de 2017

El autor de la escalofriante serie de filmes de terror

El cineasta español Paco Plaza, autor de la escalofriante serie de filmes de terror iniciada en 2007 con "REC", estrenó en los cines nacionales "La posesión de Verónica", una historia inspirada en un hecho real ocurrido en los años 90 en un barrio periférico de Madrid, donde una adolescente fue víctima de una posesión demoníaca tras jugar a la ouija con sus amigas, para tratar de contactar a su padre recientemente fallecido.

Escrita por el propio Plaza, junto a Fernando Navarro, la película cuenta con el debut de la joven actriz Sandra Escacena (brillante en su papel de la víctima de este ataque sobrenatural) y aborda -con diferentes matices- el caso de Estefanía Gutiérrez Lázaro, una muchacha del barrio madrileño de Vallecas, a quien comenzaron a acontecerle extraños sucesos tras jugar a la tabla ouija con sus compañeras de colegio.

"El proyecto me llegó hace cinco años, cuando el productor me habló de la idea de hacer una película de terror basado en el Expediente Vallecas, un caso muy popular en España porque fue la primera y única ocasión en mi país en la que un inspector de la policía atestiguó sobre un caso de posesión paranormal", recordó el director de "REC", "El segundo nombre" (2002) y "Romasanta: la caza de la bestia" (2004) en diálogo telefónico con la agencia Télam desde Madrid.

El filme sigue la difícil y pesada vida cotidiana de Verónica, una estudiante secundaria que está a cargo de sus tres hermanos, a quienes cuida y alimenta mientras su madre trabaja a destajo como moza en un bar, mientras experimenta las transformaciones físicas y psicológicas propias de la adolescencia, un momento de incertidumbre e incomodidad que de repente la obliga a despedirse de su propia infancia.

Hasta que un día, aprovechando el fenómeno de un eclipse de sol, se esconde junto a dos de sus compañeras en el sótano de su colegio para invocar al espíritu de su padre recientemente fallecido, pero algo sale mal en el ritual y una presencia demoníaca se apodera de ella, iniciando así -para ella y sus hermanos- una verdadera pesadilla.

"De repente eres una niña y al año siguiente notás que todos alrededor te miran diferente, algo que te hace sentir incómoda y te genera un vértigo y una vulnerabilidad en ese momento tan complicado de la vida. Esa sensación convertía a Verónica en un personaje perfecto para una película de terror porque está en ese momento de cambios", explicó Plaza, quien admitió ser admirador de la obra de la escritora argentina Mariana Enríquez.
Fuente: Télam

Más Leídas