espectaculos espectaculos
sábado 30 de junio de 2018

El alto costo judicial para defenderse de un crimen

The Staircase. Una mujer muere a los pies de una escalera. Para la policía es un crimen y el único sospechoso es el esposo de la víctima. Este documental muestra el derrotero del escritor Michael Peterson en su lucha por ser declarado inocente

Un escritor exitoso ha logrado tener una vida casi perfecta. Casado en segundas nupcias con Kathleen, el matrimonio ha unido a los hijos de los cónyuges: dos del primer matrimonio de él, una hija de ella y dos niñas adoptadas –hijas de un matrimonio amigo–, que quedaron prematuramente huérfanas.

Con los chicos ya grandes, Michael y Kathleen Peterson pasaban sus días en la lujosa casa familiar, hasta que el 9 de diciembre de 2001, la vida de todos ellos cambió para siempre. Kathleen fue encontrada muerta al pie de la escalera por su esposo, quien desesperado llamó al 911. La escena era por demás sangrienta, no sólo por las heridas de la víctima sino por el lugar del hecho. De inmediato la policía cree estar frente a un homicidio, no un accidente, y Michael se convierte, al ser el único que estaba en ese momento en la casa, en el principal sospechoso.

A partir de ese momento, The Staircase, este documental de Net-flix de 13 capítulos, del realizador francés Jean-Xavier de Lestrade, sigue la batalla legal del escritor, quien trata de probar su inocencia junto a su abogado defensor, David Rudolf y un numeroso equipo.

Aquí es donde radica uno de los aspectos interesantes de la serie, ya que muestra como pocas lo que es una verdadera coreografía de un juicio y lo que cuesta, monetariamente hablando, la justicia en Estados Unidos. Desde una especialista en selección de jurados hasta un entrenador de testigos que asesora a Michael Peterson por si tuviera que declarar, los engranajes legales se muestran con toda su complejidad, en una defensa que asciende a unos 800.000 dólares, cifra que deja al acusado en la ruina.

Pero además este documental muestra el peso que la prueba científica tiene en la opinión de los jurados, al punto que la instancia final del juicio es casi una pelea entre opiniones de expertos en diferentes áreas criminalísticas y también lo que puede suceder cuando éstas son inexactas o tendenciosamente manipuladas.

También se explicita el peso que los medios tienen en la opinión pública, con el hostigamiento que eso supone para Peterson y su familia.

La cámara del director, al seguir al presunto homicida durante más de 15 años, es parcial a la hora de mostrar todas las voces, pero alcanza para radiografiar este sistema de justicia que, a pesar de los muchos años que lleva en el país del Norte, aún es perfectible. Una serie no sólo con intriga policial, sino también una autocrítica de su sistema legal.
Fuente:

Más Leídas