espectaculos - Oscar Oscar
jueves 23 de noviembre de 2017

Como Churchill, Oldman realiza su mejor acto de desaparición

Gary Oldman asume un enorme reto, incluso para un actor camaleónico como él, al representar tal gigante heroico del siglo XX

Es un gran giro pasar de Sid Vicious a Winston Churchill, y un salto aún mayor de Drácula a "Darkest Hour".

Gary Oldman asume un enorme reto, incluso para un actor camaleónico como él, al representar tal gigante heroico del siglo XX. Si puede desaparecerse tras tan solo un par de anteojos ("Tinker Tailor Soldier Spy", de 2011) o apenas un bigote ("The Firm", de 1989), ¿qué puede lograr con una pila de prótesis y un tubo de maquillaje?

La respuesta es una metamorfosis plena que lo ha convertido en un favorito anticipado a llevarse el Oscar al mejor actor. Para Oldman este es un papel que ve como un hito personal.

"Es como mi Lear", dijo Oldman en una entrevista mientras se tomaba un café. "Y tampoco descarto eso. Todavía quedan algunos papeles para este viejo chico".

gary oldman churchill 2.jpg

Una nominación al Premio de la Academia sería apenas la segunda para el actor de 59 años, que estuvo postulado por "Tinker Tailor". Su cambiante carrera y gusto por la privacidad lo ha mantenido a veces fuera de los reflectores, aun cuando su ferocidad explosiva ("Leon: The Professional", ''State of Grace", ''True Romance") lo han convertido en un ídolo como actor dramático.

El que Oldman sea un actor de actores encaja bien en el caso de "Darkest Hour". El director Joe Wright ("Atonement", ''Pride & Prejudice") muestra al mismo Churchill como un actor desempeñando un papel. Con un sombrero Homberg y un puro como su vestuario, une a la Gran Bretaña de 1940 para evitar el pacifismo ante Adolfo Hitler. Churchill, una figura impopular cuando fue primer ministro, se muestra dudoso en privado y majestuoso en público, mientras incita al Parlamento en sus famosos discursos, como cuando advirtió que la inacción de Gran Bretaña "la hundirá en el abismo de una nueva era oscura aún más siniestra".

"Nuestra película es sobre oratoria y cómo las palabras pueden galvanizar a la gente y moverla y unirla. Incluso palabras anglosajonas simples y directas", dijo Oldman. "Me pareció refrescante porque hemos llegado a un mundo en el que nos comunicamos con emojis. Si Churchill viera un emoji, creo que se retorcería en su tumba".

churchill gary oldman las horas mas oscuras


Fuente: Associated Press

Más Leídas