espectaculos espectaculos
viernes 26 de enero de 2018

Así construyó el papel de "El último traje" Miguel Ángel Solá

Miguel Ángel Solá volvió al cine, en este caso con "El último traje", un filme de Pablo Solarz que se estrenó esta semana y en el que da vida a Abraham Bursztein, un anciano judío sobreviviente del Holocausto, en un papel que mezcla el cálculo con la fidelidad y el subsistir, y en el que el intérprete recurrió a su imaginación e intuición.

Desde el primer momento en el filme de Solarz, Abraham negocia económicamente con una bisnieta para sacarse una foto; o entrega su casa a sus hijos a cambio de declaratorias de amor o miente en un hotel para conseguir un buen precio, pese a que lleva un dineral en su bolsillo.

Sin embargo, tras esa apariencia de fenicio se enciende un personaje que guarda fidelidad con un viejo amigo, quien lo salvó de las peores consecuencias, y para quien deja todo en pos de cumplir con su promesa y terminar su vida como él quiere.

"No creo que se pueda tachar de ´calculador´ a un hombre de 88 años, que lo único que quiere es que no le amputen una pierna, que no lo encierren en un asilo y que le permitan seguir siendo él mismo, tanto como él trabajó para que sus descendientes pudieran ser ellos mismos", advirtió Solá en una entrevista con la agencia Télam.

"¿Que es un pícaro? -sostuvo el experimentado actor- ¿que quiere sacar ventaja? Sí. Tiene la escuela del superviviente. Pero es un hombre que ha dejado, en vida, los ahorros de todo su quehacer, su casa, a sus hijas, con la promesa 'verbal' de poder seguir viviendo y de morir en ella. ¿Qué calculador cree en las promesas verbales?; ¿qué calculador deja su casa en vida?; ¿qué calculador paga mil dólares por una foto con su nieta?".

Para Solá, se trata de "un anciano lleno de miedos, de dolores, de heridas sin cerrar, no de un ´calculador´ que medra con la vida y la muerte de otros".

"Creo que Abraham es como todos aquellos nacidos en el peor lugar y en el momento menos oportuno", argumentó.

-¿Cómo fue la construcción del personaje?
-Criando hija. Lavando ropa. Llenando cajas, llevando bolsas, mudándonos. Yendo allá y acá en subte, colectivo o taxi. Fregando. Amando. Barriendo suelos. Comprando comida. Confiando. Haciendo valijas y teatro en una gira dificultosa (se encuentra en tablas con "Doble o nada", de Sabina Berman). Entretanto: estudiando letra e imaginando cara, rostro, atrofias del cuerpo, dolores del alma, riquezas y miserias encadenadas. Haciendo lo que hace casi todo actor y actriz en sus tiempos libres. Los del Tercer Mundo lo hacemos así.
Fuente: Télam

Más Leídas