espectaculos - Netflix Netflix
viernes 02 de febrero de 2018

"Altered Carbon", el futuro se sigue pareciendo a "Blade Runner"

Altered Carbon es la sombría nueva serie futurista de Netflix que se estrenó este viernes 2 de febrero.

Lo que mueve a los personajes de Altered Carbon, basada en la novela homónima de ciberpunk de Richard K. Morgan, es tan viejo como el mundo: poder, pasión, dinero, amor, muerte.

Quien tiene poder y dinero, puede sortear ahora la muerte en este mundo siniestro tan a lo Blade Runner.

Aunque no siempre. Como el multimillonario y todopoderoso Laurens Bancroft (James Purefoy), que hace revivir a un antiguo soldado rebelde abatido 250 años atrás para que investigue un asesinato muy particular: el suyo propio.

Embed

Porque quien lo quiso matar —y lo consiguió, solo que fue revivido en un clon, privilegio al alcance solo de los más ricos— puede volver a hacerlo.

Pudo haberlo asesinado un enemigo desconocido... o alguien de su entorno. ¿O fue un suicidio? Bancroft ha perdido la memoria inmediata anterior a su muerte.

Quien deberá averiguarlo, bajo amenaza de volver al limbo de quienes no tienen cuerpo donde recuperar su conciencia, es Takeshi Kovacs, interpretado por Joel Kinnaman (The Killing, Robocop, Escuadrón suicida, House of Cards).

Embed

Él es el único sobreviviente de un grupo de guerreros de elite interestelares que fracasaron en su levantamiento contra el nuevo orden mundial (qué raro, nuevamente esto en una serie o película) y la capacidad de unos cuantos privilegiados para vivir eternamente a través de nuevos cuerpos.

Todo un debate ético sobre lo que significa el ser humano y los límites de la ciencia, así como la eterna brecha entre ricos y pobres, que planea desde el primer minuto de Altered Carbon.

“Este proyecto te obliga a tener discusiones existenciales y eso fue una de las cosas que me llevaron a hacer esta serie”, explicó Kinnaman en una conversación con el diario español EL PAÍS en París.

Si bien reconoce que era reticente a volver a meterse tan pronto en otra serie, tras su paso por The Killing y House of Cards, acabó pasando de ser “superescéptico a superentusiasta en cinco minutos”, en cuanto discutió la trama en profundidad con su impulsora, la guionista y productora Laeta Kalogridis.

Fuente: El País.
Fuente:

Más Leídas