Diario Uno escenario

El actor y cantante forma parte de la sexta edición del Festival San Vicente Tango que abre hoy. Aquí, asegura que está más vigente que nunca

Raúl Lavié: “Antes había cultura tanguera”

Por UNO

Selva Florencia Manzurmanzur.florencia@diariouno.net.ar

“Me acabo de ganar un premio Gardel por una canción que grabé con El Sexteto Mayor y el disco de Arturo Sandoval en el que colaboré está nominado a un Grammy Latino. Es momento de grandes cosas, de mucha actividad”, cuenta Raúl Lavié desde su casa en Buenos Aires. Acaba de llegar de Neuquén y está terminando de almorzar. Al entablar una charla con él, queda claro que su vida es eso: bajar de los escenarios para volver a lo cotidiano por un rato y luego, volver a subir a los escenarios.

A los 76 años, el cantante y actor se encuentra más vigente que nunca y disfruta con gran emoción las muestras de afecto y respeto que le hacen tanto el público, como organizaciones y entidades gubernamentales. El mes pasado en los Premios Hugo al Teatro Musical lo homenajearon por su trayectoria y hace poco fue nombrado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires.

En su larga carrera, que se podría decir que comenzó a los 14 años cuando el profesor de música de un amigo suyo lo oyó cantar, ha combinado su pasión por el tango con la actuación en televisión, cine y teatro. En comedia musical, cumplió el sueño de cualquier amante de Broadway protagonizando clásicos como Hello Dolly, Annie y Pippin.

Pocos artistas pueden darse el lujo de ser considerados verdaderos referentes de un género y Lavié lo es del tango, pero también de la canción argentina. Este rosarino vendría siendo algo así como la estampa del hombre argentino, de esos que –muchas mujeres dirían– ya no quedan.

El artista se presentará mañana en el teatro Plaza en el marco de la sexta edición del festival San Vicente Tango, que organiza la Municipalidad de Godoy Cruz. El encuentro comienza hoy con la presentación de las agrupaciones mendocinas Atorrantango y Garúa, que darán paso al cierre de Escalandrum, de Daniel Pipi Piazzolla.

Lo que el tango nos dejó

–Con una carrera como la suya, son muchos los éxitos que se pueden incluir en un recital. ¿Cómo será el que presentará mañana?–Justo acabo de llegar de Neuquén, donde la gente recibió muy bien los dos shows que hice allí. Varias veces se pararon a aplaudirme, algo que es muy lindo. Es la base del recital que daré en Mendoza, hay unas cuantas canciones que, a través del tiempo, me han ido identificando. No son todos tangos, hay algunos temas que son de otros géneros. También hablo un poco con la gente, me gusta que me sientan cerca y que compartamos un buen momento.

–Usted descubrió el canto casi por casualidad, cuando tenía 14 años...–Empezó como un juego de chicos. Salíamos con mi barra de amigos y cantábamos. Como yo me destacaba más, me hacían cantar más a mí. Así fui creciendo en ese sentido y ya después acompañé a un amigo a estudiar canto y su profesor me hizo una prueba y me incorporó a su instituto de música, en el que formé parte de la orquesta. Todo se fue dando a partir de eso.

–Cuando empezó a cantar, por allá por los años ’50, el tango era el género por excelencia en Argentina...–Sí, estaba recibiendo aún la influencia de lo que había sido la década de oro del tango, que fue la del ’40. Por eso, a eso se dedicaban todos los grandes cantores y directores. La gente se volcaba a este género musical. Antes, había una cultura tanguera que se reflejaba en nuestras casas, a través de la radio, que era el motor de la vida. Todo el mundo se volcaba a la radio y, por lo general, la música que

pasaban era el tango. Entonces uno de chico ya se sabía las canciones más famosas, como hoy los chicos saben letras de rock u otros géneros.

–Pero desde entonces viene perdiendo terrero frente a otros géneros. ¿Por qué cree que en la Argentina el  tango no suena más en la radio?–No sé qué pasó. El tango fue perdiendo apoyo de parte de la gente, de las discográficas, las radios y la televisión. Se fue perdiendo de a poco. Y ese espacio lo fueron ocupando otros géneros y a raíz de eso, los jóvenes prefirieron aprender a tocar otros instrumentos que no eran del género. Eso hizo que creciera otro tipo de cultura en los jóvenes y se perdiera todo lo que el tango daba. Entonces, el tango

se refugió en la gente grande y en algunos reductos. De pronto, no hubo otra posibilidad de promoción, hoy hay una sola radio de tango en Buenos Aires, que es la 2x4.

–Compartió escenario y giras con Astor Piazzolla, ¿cómo era Astor en la intimidad?–Era muy especial. Era un genio. Los genios siempre tienen una ambivalencia con su personalidad. Era una persona muy fuerte para con sus gustos y sus expresiones. Era un tipo muy querible. Fui muy amigo de él y compañero de viaje, de cenas y de muchos momentos. Tengo un recuerdo muy bueno de él. Además, tenía un sentido del humor muy especial. Era un tipo con mucha personalidad y un

genio de la música.

–Tuvo un exitosísimo paso por Broadway con el show Tango Argentino en los ’80. Mirando para atrás, se percibe como algo titánico el haberle llevado el tango a los “yankees” y que les gustara...–Ese espectáculo nació en 1982 en París, hicimos funciones durante una semana, pero cuando salimos de gira de Argentina al mundo, nos decían que iba a ser un fracaso, porque a nadie le iba a interesar y se equivocaron. Estuvimos 10 años de gira con Tango Argentino. Actuamos en los mejores escenarios del mundo, de las grandes capitales. Llegamos a Broadway y nos fue muy bien, más teniendo en cuenta que es la capital del mundo del espectáculo. Yo ya había hecho shows en Estados Unidos, pero siempre iban los argentinos que vivían allá. Por eso, yo también desconfiaba de cómo nos iba a ir allí, pero debutamos en Broadway y fue un éxito clamoroso. Al punto de que nos nominaron a los premios Tony. A partir de ese momento, se les abrieron la puerta a otros músicos y bailarines argentinos en ese país.

–Es considerado un referente del tango y la canción argentina, lo nombran Ciudadano Ilustre, le hacen homenajes, ¿cómo vive todo eso?–Estoy maravillado de todo lo que me está pasando, de estas manifestaciones de aprecio y de reconocimiento que recibo. Sobre todo, porque estoy vigente y en lo artístico me siento mejor que nunca. Con ganas de seguir haciendo cosas, con proyectos. Me dolería que me reconocieran cuando ya esté decadente y no pueda hacer nada. Agradezco todo lo que me pasa, soy ciudadano ilustre de Buenos Aires, de Los Ángeles, de Tokyo, de Uruguay y otras provincias. Hay una esquina en Buenos Aires que tiene mi nombre, me han dado el Konex y el Ace de Oro.

–¿Qué planes tiene para el verano?–Tengo todo el año que viene cubierto. En el verano haré temporada en Entre Ríos, en una producción de Daniel Comba. Tenemos el espectáculo armadito ya. Luego, haré una comedia musical con Susana Rinaldi, que se llama Gotan. La hicimos con gran éxito hace unos años y ahora volvemos. Primero en Buenos Ares y después nos iremos de gira. Además sigo con mis shows personales.

–Está más activo que nunca...–Sí, claro. Y feliz.

SanVicenteTango 2013

  • Hoy

Atorrantango, Garúa y Escalandrum (Buenos Aires). A las 22, en el teatro Plaza (Colón 27, Godoy Cruz). Entrada: $20.

  • Mañana

Orquesta La Runfla & Patricia Cangemi, Varón Álvarez y Raúl Lavié (Buenos Aires). A las 22, en el teatro Plaza (Colón 27, Godoy Cruz). Entrada: $30.

  • Domingo 5/10

Gran Milonga en Club YPF con orquesta en vivo: Los Caballeros del Tango. A las 20, en el Club Petroleros YPF (Ing. Huergo y Güemes, Godoy Cruz). Entrada: gratis.