Escenario Sábado, 23 de junio de 2018

Los rostros detrás de atentados terroristas

Documental. 13 de noviembre: terror en París expone en sus tres capítulos testimonios de sobrevivientes, autoridades y fuerzas policiales que sufrieron los ataques de extremistas islámicos a la capital francesa en 2015.

Estrenada el 8 de junio en Netflix, 13 de noviembre: terror en París es un documental en tres episodios que otorga voces, rostros e historias a los sobrevivientes de los atentados en la capital francesa, cometidos por diferentes células terroristas ese día de 2015. El saldo fue terriblemente trágico: 137 muertos y 415 personas heridas.

Detrás de las cámaras están los hermanos Jules y Gédéon Naudet, que tenían como antecedente en el género un documental sobre los atentados del 2001 en Estados Unidos, quienes han compaginado el material de acuerdo al orden cronológico en que se fueron sucediendo los diferentes atentados perpetrados por extremistas islámicos.

En el inicio se refleja lo que sucedía en el interior del Stade de France, en donde la selección francesa disputaba un partido amistoso con el equipo alemán. En un momento determinado se escucha una explosión y hasta uno de los jugadores duda un momento, se sorprende, y luego prosigue el juego. Ese momento de mínima perplejidad fue el inicio de una noche larga, donde los franceses no podían dar crédito a que lo que comenzó como encuentros en restoranes como Le Petite Cambodge o Le Carrillon (por nombrar algunos, ya que fueron más) o en el teatro Bataclan, durante un concierto de la banda de rock Eagles of Death Metal, culminara en que decenas de vidas se perdieran y que miles de personas no volvieran a ser las mismas después de haber sobrevivido.

Lo impactante de estos tres capítulos son los testimonios de aquellos que perdieron a familiares o que vieron muy de cerca la muerte, además de reflejar lo dificultoso que fue para los bomberos y las fuerzas especiales de seguridad enfrentarse a una situación para la cual nadie estaba preparado, pero de cuyo resultado dependía la vida de muchos. Incluso el entonces presidente francés François Hollande y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, aportan sus testimonios.

En entrevistas a todos ellos, el documental reconstruye una de las noches más amargas de la historia francesa, pero también demuestra de lo que son capaces los seres humanos frente a la tragedia: desde el miedo más visceral hasta el heroísmo y la solidaridad.

Policías y bomberos describen que uno de los hechos más impactantes fue escuchar cómo los celulares de las víctimas fatales sonaban. Sus familiares trataban de contactarse con ellos, adivinando lo peor. Esta anécdota sólo describe un pequeño aspecto de lo que sucedió esa noche. Y este documental muestra la humanidad en su desamparo, más allá de las nacionalidades y por eso es un válido testimonio de algo que no debería suceder nunca más.

Más noticias