Escenario Sábado, 11 de agosto de 2018

El terror nos hace temblar por tercera vez

Con una nueva edición del libro Mendoza tiembla, una muestra de leyendas y fotografías puede verse desde ayer en el Museo del Área Fundacional.

Nuestra provincia tiene mitos, leyendas y escalofríos escondidos, listos para atraparnos en lugares que transitamos, pero cuyos misterios desconocemos.

Con la tercera edición de Mendoza tiembla, el libro de Martín Rumbo y las fotografías de Mauro Martín Vargas, este viernes quedó inaugurada en el Museo del Área Fundacional una muestra que nos invita a recorrer algunas de las leyendas más atrapantes de nuestra tierra.

Esta exposición temporal podrá visitarse de lunes a sábados de 8 a 19, domingos de 13 a 19 y feriados de 11 a 19, con una entrada general de $55. Los interesados pueden adquirir su ejemplar allí mismo o por Facebook (Mendoza tiembla).

El libro contiene 26 cuentos y más de 200 páginas de misterios como el bosque susurrante de Tunuyán, el orfanato maldito de Rivadavia, la trágica historia de los chicos de San Martín, la leyenda del club del lago, el infanticida de Las Heras, las siete puertas del infierno en la ciudad de Mendoza y mucho más.

Para el autor, esta tercera edición llega luego de agotar las dos anteriores y con una excelente recepción, incluso entre el público adolescente. "Cuando me preguntaban si podían leerlo los chicos, yo les decía que no recomendaba la lectura a menores de 15, 18 años, porque lo escribí para un público adulto. Pero hice una puesta muy fuerte en las redes sociales, donde los adolescentes se mueven a gusto. El libro ha sido muy pedido en las escuelas secundarias y he tenido experiencias excelentes en ese ámbito. El año pasado visité unos 20 colegios y los profesores me decían que los chicos estaban copados con el libro, cuando es raro que se entusiasmen leyendo".

Con respecto a lo que vendrá, la experiencia al parecer no sólo va a quedarse en la letra impresa: "Estamos pensando, a partir de la generación de contenidos audiovisuales, la posibilidad de hacer una miniserie de unos 10 capítulos o una película, todo a partir de esta marca, Mendoza tiembla, que ya se ha hecho conocida, por lo menos entre la gente que disfruta del terror o lo paranormal", afirma Martín Rumbo.

El autor también cuenta entre sus planes escribir Mendoza tiembla 2, aunque "no tiene fecha, porque la responsabilidad es muy grande. Dicen que las secuelas siempre son malas, por eso si publico una segunda entrega, tiene que ser por lo menos a la misma altura -de satisfacción propia-, que la primera. Si no me convence a mí, no saldrá, pero hay muchas historias para contar todavía".

Lo que ya está encaminado es un tercer libro, una especie de "lado B" de Mendoza tiembla, que no son relatos de Martín Rumbo sino de otros escritores mendocinos que él editaría. "Esto también estaría dirigido a los fanáticos del terror, para que conozcan a estos buenos escritores mendocinos que tenemos en el género", explicó.

Por su parte Mauro Martín Vargas contó que estas fotos que respaldan desde lo gráfico los relatos de Rumbo fueron trabajadas "a partir de la ausencia de colores vivos, en blanco y negro y con el empleo de tonos fuertes, como verde oscuro y rojo, en relación con la oscuridad o la muerte".

Agrega que quienes visiten la muestra podrán tratar de encontrar en sus fotos "símbolos o un mensaje, que van a tener que relacionar con el resto de las fotografías y con palabras incluidas en los relatos. Eso los llevará a un mensaje final".

Con esta premisa interactiva, el terror y el misterio quedarán al alcance de nuestro asombro.

Más noticias