Escenario Sábado, 3 de febrero de 2018

Dos asesinatos para sucumbir a la violencia

Esta serie producida por la BBC desarrolla los hilos del suspenso como lo hacen los clásicos literarios ingleses. A partir del homicidio de una joven pareja, sus dos familias se debaten entre el dolor de la pérdida y los deseos de venganza.

Enigmas y secretos. Son los que esconden los personajes de Retribution.

Si pudiera decirse que una serie actual sigue el clásico esquema de los policiales ingleses, al mejor estilo de Agatha Christie o de Arthur Conan Doyle, esa sería Retribution (One of Us en su título original), donde el suspenso es manejado de manera creciente y donde los secretos que se van develando vuelven a comprobar que no hay nada más complejo que los sentimientos y las relaciones entre los seres humanos.

Y donde más se evidencia nuestra humana naturaleza es en la familia o en las relaciones de pareja y es allí donde apunta, dispara y acierta Retribution.

Una joven pareja -espera su primer hijo- aparece asesinada. Las familias de ambos son vecinas, por lo tanto Adan Elliot y Grace Douglas (así se llaman los integrantes del matrimonio) se conocen desde la infancia, prácticamente han crecido juntos en un pueblo escocés.

Pero sus trágicas muertes revelarán que entre los antiguos vecinos hay resentimientos, sospechas y secretos que irán develándose a medida que la causa del asesinato de los jóvenes vaya desentrañándose. Pero hay más: en una carretera vecina a la casa de una de las familias de duelo un auto vuelca y un hombre resulta herido. ¿Es un desconocido o quizá sea el asesino de los jóvenes? Aquí comienza a intensificarse una trama que marcará el destino de todos y nos enfrentará como espectadores a buscar respuestas, donde cada uno de ellos -como en los policiales ingleses- es sospechoso y donde todos tienen razones para callar, ocultar ... o asesinar.

El elenco es otro hallazgo. Cada uno de los personajes lleva con credibilidad el dolor de las muertes, el deseo de venganza y el hecho de convertirse en una pieza de una maquinaria de violencia que parece no tener fin.

Retribution, en sólo cuatro capítulos, vuelve a destacar la gran calidad actoral, técnica y visual de las series producidas por la BBC. Con dirección de William McGregor esta es una realización atrapante, imposible de no ver de un solo tirón.

Dejanos tu comentario