Escenario Sábado, 16 de junio de 2018

Cristina Pérez, una voz por el Camino del Inca

La artista fue elegida para representar al país en el Festival Internacional Músicas de Alturas en Perú, en el 2019, y cierra esta noche, a las 21.30, su gira en la B+M Manuel Belgrano.

"Soy cantautora y artista plástica. Nacida en Mendoza y egresada de la Facultad de Artes y Diseño, de la Universidad Nacional de Cuyo. Toco el charango y la caja, y siempre estoy en la búsqueda de aprendizajes que me llevan a realizar trabajos artísticos de música y pintura, siempre de modo paralelo y por diferentes lugares", comenzó contando la artista mendocina Cristina Pérez.

Además de en Argentina, ha trabajado en Uruguay, Chile, Brasil, Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador, realizando conciertos, talleres, participando en festivales, ferias, bienales, exposiciones y performances. También desarrollando proyectos artísticos en ciudades de Alemania así como también la producción de obras en espacios públicos, exposiciones plásticas, seminarios, talleres de música y conciertos en varias ciudades de España, Suiza y Francia.

Actualmente realiza el cierre de la gira el Camino del Inca (Qhapac Ñan en Runasimi quechua) que comenzó en su primer tramo en Perú en las ciudades de Cusco, Ayacucho y Lima. En esta aventura la acompañan excelentes músicos como lo son Federico Schlüter en vientos, Román Pita Altamiranda en percusiones y Diego López en guitarra y coros.

Cristina Pérez habló con Escenario previo al show de esta noche, a las 21.30, en la B+M Manuel Belgrano (Tomba 54, Godoy Cruz).

-¿De qué se trata el FIMA?

-Es el Festival Internacional de Músicas de Alturas en Lima, Perú. Es un festival que reúne a los artistas con propuestas musicales venidas de los lugares en donde crecen montañas (risas). Lugares en el mundo donde hay tierras de alturas. Así es que llegan músicos de los Himalayas, Alpes, Andes y muchos otros sitios donde las montañas determinan y colorean músicas maravillosas que se encuentran en este festival que dura una semana. La gente puede escuchar y disfrutar una vez al año. Aquí es donde, a través de una postulación, al jurado le interesó mi música y fui elegida para representar a la Argentina en mayo del 2019.

-¿Cómo fue y cómo cerrarás tu gira Camino del Inca?

-La gira se llamó La Ruta del Qhapac Ñan, para nosotros es más conocido como Camino del Inca. Esta fue una primera experiencia de viaje con la banda, con mi grupo. Ya estamos tocando hace un año y medio juntos y, además de pasar por varios festivales y escenarios, nos propusimos llevar nuestra música por este antiguo camino, por esta larga y diversa ruta que desde tiempos ancestrales ha unido, conectado y comunicado nuestras regiones desde lo que es hoy Mendoza hasta el sur de Colombia. Esta gira fue un acto simbólico relacionado directamente con mis búsquedas e investigaciones estéticas, espirituales y artísticas.

-¿Cómo fue el recibimiento de la gente en Latinoamérica?

-Nuestra música fue muy acompañada y celebrada. Vengo haciendo esta ruta por varios años pero anteriormente viajé como solista. Si bien fui abriendo espacios y generando un público, la llegada con la banda fue una propuesta musical muy original. Por ejemplo estuvimos en Ayacucho (Perú) y la gente del lugar como los medios que nos entrevistaban nos contaban que no recordaban que alguna vez hubiera llegado un grupo argentino a tocar en esas tierras. También se sorprendían con que tengamos raíces andina.

-¿Qué serían esas raíces?

-Es un modo diverso y plural de comprender al universo, un sentir, un pensar, un vivir en sincronía con toda la naturaleza manifestada a través de prácticas que se corresponden con esas ideas donde todo en el universo tiene un espíritu y es digno de respeto. Por ejemplo la celebración de la Pachamama. Se realizan rituales y ceremonias con ofrendas que son un modo de agradecer la vida, la abundancia que de ella viene y que nos sustenta.

-¿Cómo nace tu amor por estas raíces?

-Siempre sentí una fuerte conexión con aquello que nos vincula con el lugar de nacimiento, eso me resulta fascinante. Siempre quise saber de dónde venía y el nacer al pie de los cerros de Los Andes, teniendo al Apu Aconcagua como abuelo mayor me emociona y me inspira a seguir adentrándome en esa raíz.

-¿Cómo fueron tus comienzos con el arte?

-Desde que tengo memoria siempre quise pintar y cantar. Sólo hice lo que sentía pero también siempre creí que el arte no se aprendía sólo yendo a la Universidad.

Más noticias