Escenario Sábado, 30 de junio de 2018

A veces nublado, una propuesta teatral diferente

Esta noche. Antes de su viaje a Perú el elenco Viva la Revuelta Teatro se presentará este sábado, a las 21.30, en el teatro Plaza, con la dirección de Federico Ortega Oliveras.

Con la dirección de Federico Ortega Oliveras, A veces nublado es una puesta diferente que une el universo de la máscara expresiva y el teatro de objetos, acompañado de la música en vivo compuesta para la obra. En diálogo con Escenario, una de sus actrices, Federica Bonoldi, nos contó más sobre esta propuesta.

-El teatro de objetos está vinculado al teatro de títeres, lo que pasa es que es un poco más amplio. Cuando uno dice títeres sólo se imagina un muñeco y cuando hablamos de teatro de objetos en realidad nos referimos a la manipulación de los objetos, cuando empiezan a tomar vida comienzan a tener características titiritescas y empiezan a cobrar sensaciones de personas porque los objetos miran, respiran, se mueven. Es una fusión con el teatro de máscaras, es una búsqueda poética en donde lo inanimado comienza a tomar vida. Si bien está todo relacionado, está centrado en el trabajo de las máscaras.

-También tienen banda sonora propia...

-Tenemos música original compuesta especialmente para este espectáculo con Juanjo Martínez y Anabel Molina, y contamos con violonchelos y guitarras. A eso hay que sumarle la voz de Anabel, que es impresionante.

La obra traza la historia de Amadeo, un joven que en plena ciudad busca trabajo. Las cosas parecen no estar fáciles para este tipo de tareas por los agitados tiempos que corren. Tiempos de cambio y tiempos veloces, cada vez más veloces. Amadeo vive con su abuela, quien lo cuida, ayuda e insiste para que logre su objetivo laboral. Ella lo empujará a dejar su pequeño mundo de ensueños para salir a enfrentarse con los "molinos de viento" que lo atemorizan y derriban en este camino.

-En la trama de la obra se menciona el temor a los molinos de viento, ¿tiene que ver con El Quijote?

-Amadeo es el personaje principal, es un joven que aparece derrotado en donde su contexto su ambiente lo acecha, y son estos molinos de viento que están en su mente, ahí se hace como una analogía con El Quijote. Hay una lucha en este personaje porque es una especie de antihéroe, no tiene muchos recursos, tiene que luchar contra sí mismo, contra las que cosas que suceden a su alrededor y tiene que lidiar con eso. Ahí se demuestra cómo cada uno se toma las circunstancias de la vida, de qué manera y cómo las maneja.

-¿Cómo sigue el 2018 después del teatro Plaza?

-Tenemos una gira por Perú en agosto, a donde nos vamos a un festival que se llama Festival Teatral Internacional "Despierta que acá estamos" en Perú y somos el único elenco de Mendoza en participar, luego tenemos función en Lima. Lo tomamos a este viaje como una travesía porque somos diez personas y a eso le sumamos todos los instrumentos, las máscaras y todos nuestros objetos. La función en el teatro Plaza es como un envión para irnos motivados y contentos a Perú.

Esta divertida y tierna historia, para todo público, que une distintas disciplinas como el teatro de objetos y la música en vivo, cuenta con la actuación de María José Concati, Federica Bonoldi, Kevin Viñals, Viviana Carvajal, Tomás Guiraldez, Daniela Moreno y Cristian Castro. Y los músicos invitados Anabel Molina y Juan José Martínez.