Mucho más que 200 días

Hallar el Ara San Juan es clave para cumplir con sus familiares y conocer qué pasó para poder hacer justicia.

Es mucho mas que un número. Los 200 días que pasaron sin saber nada del submarino Ara San Juan tiene muchas preguntas sin responder y a varios responsables sin castigar, pero para los familiares de los 44 tripulantes se trata de algo más, para ellos la angustia crece y viven una situación desesperante ya que necesitan poder enterrar, despedir y tener donde llorar a sus seres queridos. Es más, hay quienes aún se aferran a la posibilidad de que sean hallados vivos.

Ya pasaron más de 6 meses y son cientos de rumores los que día a día se van sumando a la incertidumbre y a las preguntas del dónde, por qué o hasta las elucubraciones más arriesgadas y morbosas como las del quién lo habría hundido. Existe todo un trasfondo que no suma, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de un arma militar por lo que son muchos los secretos, recaudos y resguardos que hay a la hora de tratar temas que están relacionados con la seguridad nacional, y sobre todo con las actividades de las Fuerzas Armadas en el Atlántico Sur.

"Sentimos un estado de desamparo total porque ya no sabemos a quién recurrir. Nos sentimos desalmados porque nadie ayuda...", dijo uno de los familiares ayer, en un acto que se realizó en Mar del Plata pidiendo mayor celeridad en la búsqueda. Y quedó en claro que están aún más sensibilizados tras el rescate del helicóptero presidencial en la cordillera de los Andes, en La Rioja. Hicieron comparaciones, esas que salen más del dolor que de la razón, y volvieron a apuntar de lleno contra los máximos funcionarios del área.

Ya el viernes se informó oficialmente que la empresa Igeotest Geoscienses, de capitales españoles, y que cobrará 3.700.000 de dólares será la encargada de localizar a la nave militar, cuyo último contacto con la misma data del 15 de noviembre pasado, pero más allá del compromiso del Estado para con los familiares de los marinos, es fundamental saber la verdad, ya que la desaparición del submarino esta acompañada a denuncias de corrupción en la reparación y mantenimiento del mismo.

Encontrar la nave es la clave tanto para cumplir con los familiares como para saber el porqué implosionó, o explotó, o se hundió y allí hacer una investigación a fondo para saber quienes fueron los responsables de esa tragedia.
Fuente:

Más Leídas