Editorial - dólar dólar
lunes 18 de junio de 2018

Entre cambiar y los cambios

Son tiempos de futbolización de nuestra vidas, de nuestra política, de nuestra economía, algo que no es nuevo.

Hacer cambios no significa necesariamente cambiar. Hay estructuras, rutinas, directivas y también ejecutores.

La pelota manchada y la camiseta sin transpirar son algunas de las tantas metáforas futbolísticas que por estos días se utilizan casi exclusivamente en todos los órdenes de lo opinable; son las que alimentan a todas esas pujas que a diario se juegan en el país, algunas sin reglas claras, otras con árbitros indecisos, muchas de ellas clásicos históricos.

En su mayoría las disputas se dan en contextos pasionales. Puede ser en una cancha, en el recinto o un tribunal. Las estadísticas y el poroteo son una constante. Y se suman las proyecciones y las apuestas. Estrategias y tácticas. La futbolización de nuestra vidas, de nuestra política, de nuestra economía, no es nueva.

Desde hace unos días que el presidente Mauricio Macri está moviendo las piezas de su gabinete, haciendo algunos enroques, y ya no sólo en el área económica. Son varios técnicos los que han sido removidos o dados de baja. Muchos se preguntan si con esto el Presidente busca cambios, y mostrarlos para seguir con su proyecto. Sacar a los que hicieron el desgaste, a los cansados y señalados, y renovar el equipo. Ya buscó a una figura central en la economía, ya sacó al que le apuntaban los sindicatos y la clase media. Pero la pregunta vuelve: ¿habrá algún cambio? Y si es así, cuál será.

Con el dólar a $29 son varios sectores de la economía los que plantaron bandera y reconocieron que con ese tipo de cambio es con el que se sienten más cómodos, entre ellos varios industriales.

¿La suba del dólar es una muestra de debilidad o de sinceramiento? ¿Es una estrategia económica o un error defensivo?

Desde esta semana los lineamientos político-económicos tendrán nuevos protagonistas, y desde el Banco Central, a partir de la pizarra del Banco Nación, se sabrá sobre los valores con que se irán reestructurando las compras y ventas al exterior, como el valor de los combustibles, con su extrema relación con el Índice de Precios al Consumidor.

El Ejecutivo, con sus nuevos jugadores en la cancha, saldrá a jugar ese partido contra algunas corporaciones, la mayoría de los sindicatos y los partidos opositores.
Fuente:

Más Leídas