Diario Uno > Economía

Se frenó el avance de los depósitos a plazo fijo por el ruido político

La estacionalidad de enero suele hacerse sentir siempre como un buen estímulo para el fondeo de losbancos. Pero la novela de este verano entre Cristina y Redrado alcanzó para atenuarla hasta tal

punto que, en la última semana del mes, el sistema llegó a percibir una incipiente fuga de ahorros.

Te puede interesar...

Los efectos negativos habían empezado a notarse en la segunda y tercera semana de enero, con una

desaceleración en la acumulación de los depósitos: de $ 1.400 a $ 700 millones, primero, y a $ 600

millones, después. Envueltos en esa tendencia, los últimos datos medidos por el Banco Central

revelaron que, entre el 22 y el 29 de enero pasados, los depósitos a plazo fijo en pesos del sector

privado mostraron, incluso, una caída de $ 150 millones.

Tradicionalmente, enero es un mes en el que las colocaciones bancarias crecen con fuerza: los

aguinaldos de diciembre y las compensaciones de fin de año suelen engrosar el saldo de plazos fijos

del sistema financiero local. Pero, ahora, el aumento de los depósitos a plazo se ve algo limitado.

"El ruido está teniendo impacto en alguna medida, porque enero es un mes en el que estacionalmente

las colocaciones del sector privado suben fuerte, por el efecto aguinaldo, por ejemplo. Se está

notando una retracción en el crecimiento de los plazo fijo minoristas, que básicamente responde a

la venta de billetes (dólares) en sucursales", indicaron en una entidad privada.

Un agravante de esa tendencia lo mostró el hecho de que los depósitos que más retrocedieron

en esta cuarta semana de enero fueron los que vencen en un rango de entre tres y seis meses (-$ 100

millones). Y un atenuante: que crecieron levemente los que tienen plazos comprendidos entre los

seis meses y el año (+40 millones).

"A pesar de la tasa de interés real negativa ofrecida durante el mes, las imposiciones se

afirman en el mantenimiento del valor del tipo de cambio", explicó el último informe de la

consultora Reporte Económico.

Si bien la composición de los plazos fijos sigue siendo altamente cortoplacista, el sistema

viene mostrando una mejora desde mediados del año pasado hasta hoy. Los ahorros a menos de 60 días

representan hoy el 56,12% del total; lo que son entre 60 y 90 días, el 19%; entre 90 y 180 días,

16%; y a más de 180 días, 9%.

"Las colocaciones continúan siendo de muy corto plazo, a pesar de registrarse una sensible

mejora respecto a un año atrás, lo que todavía continúa siendo una señal de la frágil confianza por

parte de los agentes económicos sobre el sistema financiero", agregó la consultora Reporte

Económico.