economia - combustibles combustibles
martes 31 de octubre de 2017

Punto por punto, la Reforma Tributaria

El ministro de Hacienda presentó este martes el proyecto que se enviará al Congreso que prevé fuertes incrementos en las alícuotas de algunos sectores.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó un amplio proyecto de reforma tributaria, que de aprobarse implicará gravar la renta financiera, eliminar el impuesto al cheque y la transferencia de inmuebles, bajar alícuotas a productos electrónicos y vehículos de gama media e incrementarlas a bebidas alcohólicas y azucaradas.

Detalle
  • Productos electrónicos: del 17 al 0%
  • Automotores y motos de gama media: del 10 al 0%
  • Aeronaves o autos de alta gama: del 10 al 20%
  • Renta financiera en UVA/CER/moneda extranjera: del 0 al 15%
  • Renta financiera para las colocaciones en pesos: del 0 al 5%
  • Transferencia de inmuebles destinados a vivienda: 0%
  • Transferencia de inmuebles de segunda vivienda: 15% sobre la diferencia con el precio de compra
  • Vinos: del 0 al 10%
  • Espumantes: del 0 al 17%
  • Bebidas blancas: del 20 al 29%
  • Cervezas: del 8 al 17%
  • Gaseosas: del 8 al 17%

Impuesto a las Ganancias
Se reduce gradualmente del 35% al 25% la alícuota del impuesto a las Ganancias para utilidades no distribuidas de las empresas.

Bajará al 30% en el 2019 y 2020, mientras que llegará al 25% en 2021.
Impuesto al valor agregado (IVA)

Se devuelve el crédito fiscal del IVA a las empresas que hayan realizado inversiones y no la hayan recuperado en un plazo máximo de seis meses.

Contribuciones Patronales

Se establece la implementación gradual en cinco años de un Mínimo no Imponible para Contribuciones Patronales, con el cual los primeros $12.000 de remuneración bruta no pagarían esas contribuciones con el fin de incrementar la demanda de trabajo.

Impuesto a los créditos y débitos bancario

Propone aumentar gradualmente hasta 100% el porcentaje del impuesto que pueda pagarse a cuenta de ganancias, además de trabajar en acuerdos con las provincias para que reducir gradualmente las alícuotas de los impuestos a los ingresos brutos y a los sellos.
Los impuestos a los combustibles se simplificarán. Pasarán a ser dos montos de suma fija. Cuando varíe el tipo de cambio real o el precio del petróleo, la nueva estructura del impuesto funcionará como amortiguador y el precio de los combustibles variará menos que bajo la estructura actual.
Se respetarán los pagos a cuenta, reducciones por zona geográfica, exenciones y asignaciones específicas de recursos actuales.
Se propone modificar el impuesto para que dependa de la cantidad de dióxido de carbono emitido. En principio, afectará a combustibles líquidos y de 2020 en adelante se aplicará también sobre gas natural, GLP y carbón.
Fuente:

Más Leídas