Economía

Los "bichos" tienen un alto nivel nutritivo y son bajos en grasas; y se pueden producir en forma eficiente y su impacto sobre el planeta es reducido

Proponen a los insectos como una alternativa viable a la carne

Por UNO

La entomofagia, o ingesta de insectos y arácnidos, tiene relativamente pocos adeptos pero eso podría cambiar pronto. Con el crecimiento de las poblaciones, aumentó la demanda de carne vacuna y con ello las presiones al medio ambiente.

La proteína de los insectos podría ser una buena alternativa. Tienen un alto nivel nutritivo y son bajos en grasas; y se pueden producir en forma eficiente (los insectos prefieren espacios chicos y consumen menos agua que los animales) y su impacto sobre el planeta es reducido (los insectos pueden generar entre 6 y 9 kilogramos de carne por cada 10 kg de alimento, comparado con 1 kg para la carne vacuna).

Paul Cook, chef y propietario de Zulu, un pequeño y colorido café de Bristol, explicó que las langostas son más ricas salteadas, como los camarones, y que también prepara una ensalada con grillos.

Pero si bien los insectos y arácnidos han formado parte de la dieta humana durante miles de años, los occidentales en general rechazan la mera idea de ingerirlos. Marcel Dicke, profesor de entomología de Wageningen University en Holanda y ferviente consumidor de bichos estima que la mayoría de la gente sin saberlo come cerca de 500 gramos de insectos por año.

Esta cifra se basa en la cantidad de fragmentos de inofensivos insectos, desde criaturas como gorgojos, larvas y pulgones, que inevitablemente se mezclan con la comida durante la cosecha o su procesamiento.

El Cronista

Dejá tu comentario