Economia Domingo, 11 de febrero de 2018

PepsiCo da marcha atrás y aclara que no hará Doritos para mujeres

Anuncio con polémica. Acusaron a la compañía de machista por adelantar el lanzamiento de un producto que haría menos ruido al momento de masticar, sería menos grasoso y cabría en una cartera

PepsiCo dio marcha atrás y aclaró que no fabricará Doritos para mujeres, una semana después de que su CEO, Indra Nooyi, dejase abierta la puerta a comercializar Doritos para féminas, que harían menos ruido al masticar y cabrían en una cartera.En una entrevista con FreaKonomics, la máxima ejecutiva de PepsiCo dijo que a los hombres les encanta chuparse los dedos tras comer Doritos y meter las manos hasta el fondo de la bolsa y, "aunque a las mujeres les encantaría hacer lo mismo, no lo hacen"."A ellas no les gusta hacer mucho ruido al masticar en público. Y no se chupan los dedos generosamente, y tampoco les gusta llevarse las migas a la boca", defendió Nooyi.Estos nuevos Doritos serían menos crujientes, para que hiciesen menos ruido al masticar, no dejarían los dedos tan pringosos e irían en paquetes que se pudiesen portar en el bolso, según detalló la máxima directiva de la compañía, que anunció que estaban "preparándose" para lanzarlos "pronto".Tras la polémica que desataron sus palabras, y las acusaciones de machismo, la compañía ha echado marcha atrás y en las últimas horas difundió un comunicado en el que sostiene que la cobertura sobre unos supuestos Doritos específicamente para mujeres era "inexacta"."Ya tenemos Doritos para mujes: se llaman Doritos, y millones de personas los disfrutan cada día", aseguró la compañía, que al mismo tiempo aseguró que exploraría "nuevas vías" para "deleitar" a sus clientes.De esta manera, Doritos no descarta lanzar al mercado una nueva gama de aperitivos con las características anunciadas (menos ruidosos o menos pringosos) pero sin clasificarlos como un producto específicamente para mujeres.En países como Reino Unido, PepsiCo no podría vender patatas dirigidas solo al público femenino, ya que iría en contra de las nuevas leyes contra los estereotipos de género en la publicidad que se aprobaron hace unos meses, tal como apuntó The Independent.