Diario Uno Economía

Las exportaciones locales mostraron una retracción en 2012 y Brasil le cedió su primacía como destino a Estados Unidos. Preocupación.

Mercosur: poco intercambio y caída en las exportaciones mendocinas

Por UNO

Por Claudia Pagliarulonye@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Según las estadísticas de ProMendoza, las exportaciones mendocinas de 2012 demostraron una leve retracción comparadas con las de 2011. En efecto, el año pasado la provincia exportó U$S1.836 millones contra U$S1.846 millones exportados un año antes.

En esa retracción mucho tuvo que ver una disminución del intercambio comercial con los socios del Mercosur. Mientras en 2011 los países del bloque representaron el 29,11% de los destinos de nuestras exportaciones (sin contar Venezuela), en 2012, ese índice bajó al 28,97%, ya con Venezuela incorporada como socia.

Pero lo que más pesó en las estadísticas de 2012 fue la caída del 25,51% de los despachos a Brasil, otrora principal comprador de nuestros productos (como ajo, ciruelas desecadas, duraznos en lata, entre otros), que cedió su primer puesto a Estados Unidos cuyas compras de nuestros productos crecieron 15,26%.

Por otro lado, mientras Brasil caía, los envíos a Venezuela se incrementaron el 138% de la mano de la industria metalmecánica.

Distintos sectores de la economía evalúan este cambio en la matriz de las exportaciones locales y el Mercosur despierta más críticas que elogios.

OPINIONES

VitiviniculturaJuan Carlos Pina

Gerente de bodegas de argentina

Para el sector es una traba

“No vamos a objetar lo que es el Mercosur a nivel nacional, pero a nivel sectorial es una traba muy importante que nos ha impedido lograr acuerdos internacionales de libre comercio, porque una de las condiciones para ser miembro de Mercosur es que los países dejan de negociar como tal y pasan a negociar en bloque. Por ejemplo, en 2006 se inició el acuerdo Mercosur- Unión Europea pero hasta hoy no hemos alcanzado ninguna operación. No le debemos nada al Mercosur.

La situación con Brasil tendría que ser ideal porque en el mundo se han potenciado los mercados de cercanía, como Canadá abastecido por Estados Unidos, pero por los conflictos que han tenido los países entre sí, hemos tenido problemas para exportar. Nadie puede negar lo mal que hacen las licencias no automáticas.

El año pasado, el volumen de vino fraccionado exportado a Brasil cayó 17%. Este año arrancó 20% abajo y hoy está el 7% abajo. Afortunadamente, el vino ha hecho bien los deberes, a diferencia del aceite, las aceitunas verdes, el ajo o las ciruelas que son Brasil-dependientes, el sector vitivinícola pudo hacer una diversificación”.

AjoMario Lucoski

Productores y Exportadores de Ajo, Cebolla y Afines (Asocam)

Hoy bien, mañana mal

Hace dos años mermó la producción de ajo chino, principal competidor del ajo local.

Eso hizo que este año nuestros productos tuvieran una de las mejores temporadas de la historia. La caja de 10 kilos se vendió entre U$S20 y 25. Pero a fin de año pasaremos a una de las peores temporadas porque China está teniendo una superproducción que inundará los mercados los próximos dos años.

China ya está ofreciendo su ajo a U$S7 en cualquier puerto de Brasil, cuando nosotros tenemos un costo de U$S10 por caja sin producto. Eso va a ser una catástrofe.

Hoy existe un acuerdo antidumping para que los ajos chinos paguen U$S5 por caja para ingresar a Brasil. Es una medida proteccionista para el Mercosur que caduca en diciembre y que por ahora no se está renovando.

Brasil necesita un volumen de ajo muy importante y como Argentina no alcanza a cumplir con esa demanda los importadores compran en China y ése es un mercado que se pierde. No hay forma de que acá se produzca más porque la presión fiscal es cada vez mayor, los costos suben en dólares y liquidar divisas a un dólar oficial es cada día menos rentable.

MetalmecánicaJulio Totero

Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet)

El drama de la inflación

“Las exportaciones del sector metalmecánico al Mercosur no han variado mucho en los últimos tiempos. Es más, se está produciendo una retracción producto de las trabas arancelarias, falta de insumos y porque la inflación aumenta nuestros costos en dólares y en el mercado internacional no entienden ese fenómeno.

Nuestras exportaciones se desplomaron entre 5 y 6% con relación al año pasado. En 2010, el 80% de la capacidad instalada estaba ocupado, hoy estamos en el 69%. Esa reducción generó 600 trabajadores menos en el sector. Si esta tendencia sigue, puede traer problemas a futuro.

En cuanto al crecimiento de las exportaciones a Venezuela, hay que aclarar que tiene que ver con el proyecto de la represa Tocoma, de IMPSA. Es un proyecto puntual de una sola empresa.

Tradicionalmente, las exportaciones del sector van a países de América Latina, en especial de Centro América y del Mercosur pero se están abriendo mercados no tradicionales producto de haber buscado nuevos nichos, aunque los volúmenes no son muy grandes porque la dificultad con la provisión de insumos y los costos internos, nos hace difícil crecer”.

TransporteGuido Calzetti

Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam)

El paso a Chile, la gran deuda

“El intercambio comercial ha sido mayor pero no ha sido el esperado. Todavía estamos esperando que el Mercosur funcione como tiene que ser. Hay muchas asimetrías entre los distintos países, que tienen diferentes políticas y tipos de cambio que distorsionan el mercado.

El transporte argentino ha perdido campo de acción en manos de Brasil, Chile e incluso Uruguay, porque los costos internos han ido subiendo en dólares y eso nos ha ido dejando fuera del mercado internacional.

Los países tendrían que manejar valores en dólares parejos para que pueda haber un intercambio comercial fluido y que uno pueda competir porque. Hoy, la mayoría de las empresas están pensando en irse afuera. Esas son las asimetrías que hay que mejorar para que uno pueda evolucionar en el país de origen.

Los trámites de aduana siguen igual. Cada vez es más engorroso el tema de la documentación en el traspaso de la mercadería de un país a otro. En vez de acortarse, los tiempos se alargan. Y en cuanto a infraestructura, hace falta mejorar el paso internacional. Se le ha dado prioridad a otros pasos que no son de tanta relevancia para el intercambio comercial y a los que sí lo son, no le han puesto lo que necesita.

AsesoríaPablo De Rosas

Abogado experto en Derecho Internacional

Contar con reglas claras

“En este momento en que el Mercosur termina una etapa y se dirige a una nueva, con Venezuela como quinto miembro, deben darse tres condiciones para que los beneficios que genere la integración sean percibidos como ventajosos: una estrategia de desarrollo y de inserción internacional de cada país participante; calidad institucional, y la articulación productiva de alcance transnacional.

El Mercosur supone que cada país sepa lo que necesita y lo que puede obtener al asociarse con los otros. Esto es, que tenga una estrategia de desarrollo y de inserción en función de sus propias características internas y de los objetivos valorados por la respectiva sociedad.

La 2ª condición se relaciona con la calidad de las instituciones y de las reglas de juego.

Ello incluye al proceso de elaboración de decisiones, a los mecanismos de aplicación de normas y a los de solución de los diferendos.

Finalmente, la 3º condición tiene que ver con la integración productiva regional a través de cadenas de valor transnacionales que generen ganancias mutuas entre los países participantes y con encadenar los sistemas productivos nacionales.