Economía
Godoy Cruz, Luján y Tunuyán, que tienen compromisos ajustados por el coeficiente CER, recibirán el mismo beneficio que la Provincia, luego del anuncio hecho por la presidenta Cristina Fernández.

Los municipios también se sumaron a la reestructuración de deudas que anunció la Nación

Por UNO

Los municipios endeudados con la Nación o la Provincia tendrán el mismo tratamiento que anunció ellunes la presidenta Cristina Fernández para las provincias que tienen compromisos con la Nación. Es

decir, lograron que se les elimine el coeficiente de estabilización de referencia (CER) en el

cálculo de los intereses que pagan por sus deudas y que además se amplíen los plazos de pago a 20

años.

El anuncio fue concretado ayer por el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, y beneficia a

tres comunas que tienen parte de sus deudas ajustadas por el coeficiente: Godoy Cruz, Luján y

Tunuyán. El resto de los municipios no está incluido en el acuerdo porque no tiene deudas que se

vean actualizadas por el CER (ronda el 9,7%).

Además de pagar menos intereses, este acuerdo les permitirá refinanciar los plazos de pago a

20 años con una tasa del 6% anual fija en pesos, con un año y medio de gracia.

En el caso de Godoy Cruz, de la deuda total, que asciende a $31 millones, $17 millones

tendrán una reducción en los intereses. El jefe comunal, Alfredo Cornejo, fue el primero en salir

plantear públicamente la necesidad de que las comunas fueran incluidas en el mismo beneficio que la

Provincia.

El segundo departamento que se benefició con el acuerdo alcanzado es Luján. Su intendente,

Omar Parisi, adeuda $16 millones, de los cuales $10 millones están ajustados por el CER.

El tercer departamento afectado por la aplicación del CER es Tunuyán, cuyo intendente, el

radical Eduardo Giner, está haciéndole frente a una deuda de $19 millones, de los cuales sólo $650

mil pesos figuran como provenientes del CER.

Cerroni no pudo precisar a cuánto ascenderá la reducción de pagos de los tres municipios.

Pero destacó que, al igual que en el caso de la deuda provincial, "la decisión desahoga a las

comunas porque les permite achicar los montos de las deudas", sostuvo el ministro de Hacienda.

Cerroni ocupó gran parte de la mañana en avanzar sobre el programa de desendeudamiento

nacional al que se sumará la Provincia. Primero estuvo reunido con legisladores provinciales para

avanzar en los detalles del programa que requiere de aprobación legislativa (ver aparte). Más tarde

recibió a representantes de los tres comunas beneficiadas con la quita de la deuda. Por Godoy Cruz

fue el concejal Pablo Carricondo (PJ); por Tunuyán, el senador Leonardo Giacomelli (PJ) y por

Luján, el concejal Pablo Giaquinta (PJ).

El gobernador Jaque se refirió al acuerdo y destacó: "Desde el martes nos pusimos a trabajar

a nivel nacional para lograr el beneficio. El resto de las deudas que tienen los municipios que no

están actualizadas por el CER tendrán la misma suerte que las deudas de la Provincia; siguen

vigentes y hay que seguir pagándolas".

Jaque remarcó además que no hay posibilidad de que este año los municipios reciban ayuda

extra de la Provincia y destacó que el año pasado se aumentaron los aportes que se giran a las

comunas en concepto de coparticipación. "Con esto nos anticipamos, dándole un oxígeno en momentos

en que ni la propia Provincia lo tenía", se justificó.

"Para mejorar la salud"

El gobernador destacó que "el ahorro que le significará a la Provincia no tener que pagar

parte de la deuda con la Nación será aprovechado para hacerle frente al déficit crónico que sufre

Mendoza en camas en los hospitales públicos.

"Mendoza es una de las provincias que tienen la tasa más baja de cantidad de camas cada mil

habitantes en todo el país. Sólo les ganamos a dos o tres provincias; en el resto, todos están por

encima. Capital Federal tiene siete camas cada mil habitantes, nosotros no llegamos a 2,4 cada mil

y San Juan tiene arriba de 3,3 camas por cada mil habitantes", señaló.

Jaque se mostró esperanzado en que esta situación pueda mejorarse con los recursos que la

Provincia podrá dejarse ante la menor exigencia financiera en el pago de la deuda.

Envalentonado, comenzó a detallar una serie de obras que aspira a concretar: los llamados a

licitación para hacer el hospital de Luján y el de San Carlos, en Eugenio Bustos, y la ampliación

del hospital de Malargüe.

El programa de desendeudamiento anunciado por la Presidenta implicó tomar recursos de los

Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que no se habían otorgado a las provincias desde 1995 a la fecha,

que ascienden a $9.800 millones. A Mendoza le tocó el 4,34% de ese monto, que sirvió para cancelar

parte de la deuda que tiene la Provincia con la Nación, que es $2.400 millones, que se financiará

hasta el 2030 con un año y medio de gracia y a una tasa de interés del 6% anual.

"Los $650 millones que teníamos que pagar este año, los financiamos a 20 años. El mayor

beneficiado va a ser el próximo gobierno, porque si no existiera esta reprogramación, hubiera

debido afrontar grandes vencimientos entre el 2014 y el 2015", afirmó.

El acuerdo requiere de aprobación legislativa.

Dejá tu comentario