Diario Uno Economía

Débiles datos económicos en China generaron temores en inversores que prefirieron abandonar las materias primas para refugiarse en los sectores financiero y farmacéutico.

Las bolsas europeas cayeron afectadas por el sector minero

Por UNO

Las bolsas europeas cerraron con una ligera caída, tras datos de importaciones chinas inesperadamente débiles que llevaron a los inversores a desprenderse de papeles mineros y elegir otros defensivos como Deutsche Telekom y Bayer.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con un descenso del 0,08%, a 1.193,27 puntos, tras un rebote del 1,3% el viernes luego de que datos de empleo de Estados Unidos sugirieron que la Reserva Federal podría mantener su programa de estímulos.

Seguir leyendo

El Ftse 100 de Londres restó un 0,18%, hasta los 6,400.45 puntos; el Cac 40 de París bajó un 0,21%, hasta los 3,864.36 enteros; y el Ibex de Madrid perdió un 0,47%, hasta las 8,227.40 unidades.

Por el contrario el Dax de Francfort sumó un 0,64%, hasta los 8,307.69.

Datos dados a conocer el fin de semana mostraron que las importaciones de China cayeron un 0,3% en mayo contra expectativas de un crecimiento de un 6%.

El volumen de las principales importaciones de metales como el cobre retrocedieron a tasas de dos dígitos, avivando los temores de que el crecimiento económico del país se desacelerará aún más en el segundo trimestre.

El sector minero europeo fue uno de los más castigados, con Lonmin perdiendo un 3,2%, Anglo American descendiendo un 2,8% y Rio Tinto retrocediendo un 2,4%.

El sector de recursos básicos del STOXX Europe 600 se desplomó un 20% desde el comienzo del año Y seguirá sufriendo, dijeron los estrategas de JP Morgan, a pesar de su marcado bajo rendimiento en lo que va del año.

Las acciones consideradas defensivas repuntaron el lunes, con los papeles de Deutsche Telekom avanzando un 1,7% y las de Bayer sumando un 1,1%.

Los papeles industriales -entre los más beneficiados por los precios bajos de los productos básicos- también ganaron terreno, con Siemens avanzando un 1% y Alstom creciendo un 1,2%.

El principal índice bursátil de Grecia ATG retrocedió un 4,7% después de que el gobierno no lograra atraer ofertas vinculantes para la compañía de gas natural DEPA, lo que hace poco probable que el país pueda cumplir los objetivos de privatización bajo su rescate internacional.

El referencial de Atenas se desplomó un 19% desde fines de mayo, borrando casi todas las altas ganancias que había conseguido en la primera parte del año.

Fuente: Cronista Comercial