Diario Uno > Economía

Las bodegas chilenas perdieron 125 millones de litros de vino

SANTIAGO, 3 Mar 2010 (AFP-NA) - Las bodegas chilenas, 70% de las cuales están en la región que fueafectada por un sismo el sábado pasado, sufrieron daños que comprometen el 12,5% de la producción

actual en plena fecha de vendimias, informó este miércoles la privada corporación Vinos de Chile.

Te puede interesar...

"Hemos podido cuantificar la pérdida de vino en 125 millones de litros. Tal cantidad

equivale a unos 250 millones de dólares, pero comparada con la abundante cosecha de 2009 (1.000

millones de litros), la pérdida equivale sólo a un 12,5% de ella", detalló el presidente de la

entidad, René Merino.

Vinos de Chile -una entidad privada que reúne a 92% de las viñas del país- precisó en un

comunicado que el daño es desigual entre las distintas viñas y que éste aún no ha sido cuantificado

totalmente.

Merino afirmó que a cuatro días del sismo, las faenas productivas ya se han reanudado en

varias viñas, mientras que otras están en proceso de hacerlo: "Las líneas de embotellado están en

general sanas y en operación".

El terremoto de 8,8 grados que sacudió al país, y que dejó un saldo preliminar de 800

muertos, se produjo a inicios de la época de cosecha.

"Los productores están con las vendimias iniciándose, la madurez de la uva viene también un

poco más atrasada que otros años según los distintos valles, lo cual hace que si hacemos las cosas

bien tendremos una vendimia normal", dijo el vicepresidente de la Corporación Chilena del Vino,

Eduardo Silva.

Merino también ratificó que "la vendimia se ha iniciado y los volúmenes no se verán

afectados por el terremoto o sus efectos".

Por su parte, el gerente general de la Corporación Chilena del Vino, Antonio Larraín,

descartó un desabastecimiento de las exportaciones de vino -unos 600 millones de litros de uva.

En tanto, Merino aseguró que tienen "la certeza de que en breve plazo, los despachos y el

cumplimiento de las obligaciones comerciales retornarán a la normalidad sin mayores problemas".

Algunas compañías vitivinícolas ya han entregado un primer balance sobre los efectos de la

catástrofe en su industria.

Juan Sutil, de Viña Sutil, dijo al Diario Financiero que "perdimos buena parte de los

productos terminados y un 15% de los que teníamos en stock o en bodega".

El gerente agrícola de Viña Emiliana, José Guilisasti, contó que "de las cuatro bodegas que

tenemos, sólo una presentó complicaciones, que es la de (valle de) Colchagua, donde se rompió uno

de los estanques".

Merino descartó que en Concha y Toro -el principal exportador de vinos de Latinoamérica con

presencia en más de 130 países- sufriera la pérdida de 40 millones de litros: "La pérdida de Concha

y Toro es bastante menor que esa. Pero obviamente las pérdidas son proporcionales a los tamaños de

cada compañía".

Respecto de las pérdidas de las viñas, que se extienden geográficamente desde la quinta a la

octava región (la sexta y la séptima están más perjudicadas) Silva expresó que la mayoría, sino

todas, las compañías tienen seguros comprometidos.

Según las cifras de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) de 2009, Chile

es el noveno productor mundial de vino detrás de Francia, España, Estados Unidos, Australia,

Alemania, Portugal, Argentina, Australia y Sudáfrica, con una producción de 8,8 millones de

hectolitros por año.

El terremoto y tsunami azotaron la zona centro y sur del país la madrugada del sábado,

dejando un saldo preliminar de 2 millones de damnificados.