Diario Uno Economía Coloquio IDEA
En el Coloquio de IDEA

Lacunza ponderó el rol de la oposición y el oficialismo para no agravar la crisis

Por UNO

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, ponderó este viernes la responsabilidad del Gobierno y la oposición para no agravar más la situación económica, luego de la corrida cambia que se produjo tras el resultado de las PASO. Dijo además que el Ejecutivo puso la meta de la inflación demasiado alta.

Te puede interesar: La mentira de Nahir Galarza por la que será sancionada

"Las proyecciones económicas que se hacían después de las PASO eran apocalípticas y la prudencia y corresponsabilidad de las fuerzas políticas no pusieron en riesgo la estabilidad. Se puede disputar una elección pero no generar más problemas", dijo Lacunza a través de una teleconferencia desde Washington, al auditorio reunido en Mar del Plata en el marco del 55to Coloquio de IDEA.

Lacunza aseguró esta tarde que la Argentina tiene un "problema de liquidez, no de solvencia" y se mostró confiado en que después de las elecciones se podrá avanzar con la renegociación de deuda, siempre que se mantenga la disciplina fiscal.

El funcionario de Macri dijo que "el tipo de cambio actual es superior al de equilibrio, fue irracional lo que se disparó después de las PASO, y las medidas que tomamos tienden a estabilizar el mercado de cambio pensando en los más vulnerables, sabiendo que son medidas de carácter transitorio".

Además dijo que "la Argentina, a raíz del resultado de las PASO, sufrió un cierre de financiamiento voluntario, y entró en un problema de liquidez, no de solvencia".

"Superada la coyuntura electoral, si el oficialismo es reelecto las dudas se disiparán, y si el voto no nos acompaña habrá que encarar un proceso de renegociación de la deuda", sostuvo el funcionario.

Sobre el encuentro con el FMI y el Banco Mundial, Lacunza sostuvo que fue una "reunión muy constructiva, venimos a representar a la Argentina independiente del proceso electoral para, una vez superada la coyuntura electoral, seguir con el programa con el FMI".

"El objetivo es desahogar los vencimientos del próximo período y, con un perfil más desahogado, restablecer el equilibrio en el mercado financiero y de cambios, y entonces las medidas que nos vimos obligados a tomar se verán obsoletas", apuntó Lacunza.

Lacunza destacó que "a veces la pasión con la que discutimos nos dificultan encontrar un destino común, pero hay una serie de consenso que se han construido, como que hace 36 años que tenemos democracia y a nadie se le ocurre discutir eso a pesar de las crisis".

El segundo de los consensos "es la protección de los más vulnerables, y no se negocia, Casi el 75% del presupuesto se destina al gasto social. Y el tercero, es que después de la crisis financiera del 2001, tenemos un sistema financiero sólido, solo se puede prestar dólares a quienes producen dólares"

Además, y en medio de la campaña electoral "se está construyendo consenso sobre que las estadísticas públicas deben ser respetadas, y la necesidad de equilibrio fiscal".

"Si tenemos la suerte de ser reelectos, tendremos que crear una coalición pro exportadora y pro empleo, que es el gran cohesionador social", dijo Lacunza.

Seguir leyendo