Economia Viernes, 20 de abril de 2018

La Pampa prohibió la venta de carne de cerdo de Estados Unidos

La semana pasada se había conocido que tras 26 años de veda, Argentina volverá a importar carne de cerdo desde los Estados Unidos.

El gobierno pampeano de Carlos Verna prohibió la comercialización de carne de cerdo proveniente de los Estados Unidos en todo el territorio de esa provincia.

Así lo decidió el mandatario mediante el Decreto (773/18), con el que aprobó la reglamentación de ley 3.043 sancionada por la Legislatura, que declara "de interés provincial la producción y comercialización porcina".

En los considerandos del decreto de Verna se explica que en el texto de la Ley surge como objetivo primordial preservar el status sanitario de la producción porcina en todo su territorio provincial, en especial evitando la introducción y propagación de enfermedades exóticas, consideradas así en todo el territorio provincial.

La semana pasada se había conocido que tras 26 años de veda, Argentina volverá a importar carne de cerdo desde los Estados Unidos.

La apertura, que comenzó a gestarse con la visita del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en agosto del año pasado, fue anunciada por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés).

Tras ese encuentro funcionarios argentinos de seguridad alimentaria visitaron EE.UU. para llevar a cabo la verificación in situ del sistema de inspección de carne.

Tras constatar que cumplen todos los requisitos para exportar a la Argentina y resolver algunos problemas técnicos, la medida fue confirmada.

Ahora, el artículo 3° de la reglamentación de la ley pampeana prohíbe el ingreso al territorio de la provincia los productos, subproductos y derivados cárnicos porcinos que provienen de países no libres del síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS).

Esa circunstancia, dice el texto, amerita instrumentar a través de la autoridad de aplicación, sistemas para controlar y fiscalizar el cumplimiento de esta prohibición, asegurando la calidad de los alimentos que transitan y puedan ingresar.

Así, entienden la Legislatura y el Poder Ejecutivo pampeanos se evitar poner en riesgo el estatus sanitario de la provincia, libre de PRRS, teniendo en consideración que la vacunación contra esta enfermedad hoy se encuentra prohibida en todo el territorio nacional.

"Resulta totalmente nocivo y desleal para la producción provincial el ingreso de productos porcinos con un estatus sanitario inferior, comprometiendo las condiciones sanitarias de la producción del territorio pampeano y los futuros mercados para la misma", dice el decreto.