El país de Vaca Muerta

La Nación tomó dos medidas inéditas ante la crisis en la provisión de gas

El gobierno nacional realizó una importación de GNL en forma directa, sin licitación. Además, lanza formalmente el inicio de una obra clave para Vaca Muerta

El Gobierno interviene ante la crisis de abastecimiento de gas y tomó dos medidas inéditas. Por un lado, avanzó con la importación de un barco de GNL en forma directa, sin licitación, algo que no ocurría hace años. Por otro lado, frenó la "motosierra" y sacó del freezer a la obra pública, para sumar infraestructura en la provisión de gas.

Una de las principales transportadoras de gas del país le envió una carta a las empresas que dice: "Aviso de cambio del estado general. El 28 de mayo de 2024 el estado del sistema ha sido modificado a estado crítico, por desbalances acumulados de distribuidoras".

De momento, la Secretaría de Energía, en coordinación con el Enargas, las distribuidoras y las transportistas acordaron cortarles el gas a más de 200 estaciones de servicio de GNC, y a cada vez más industrias. Hay mucho enojo en las estaciones de servicio, que estiman que hasta el próximo fin de semana estarán sin gas. Se trata de contratos "interrumpibles".

Mientras, el consumo sigue siendo récord por la ola de frío que se adelantó a mayo. Este lunes, la demanda prioritaria trepó a 80,1 millones de m3/día. En la misma semana del 2023, era de 44,4, casi la mitad, según el Enargas.

Carga-de-gas-importación 2.jpg
El gobierno compró un cargamento de gas por licitación directa. Imagen ilustrativa.

El gobierno compró un cargamento de gas por licitación directa. Imagen ilustrativa.

►TE PUEDE INTERESAR: Alfredo Cornejo llamó a los gremios a retomar paritarias a fines de junio

Compra directa

Ante este contexto, el Gobierno avanzó en nuevas medidas. La compañía estatal Energía Argentina (ex Enarsa) avanzó con una compra directa de un buque de GNL, que aportará 44 millones de m3 de gas natural al sistema. El Gobierno espera que llegue en las próximas horas. El próximo buque llega recién este viernes.

Lo novedoso para todo el sistema es que lo hizo sin una licitación pública previa, una práctica habitual en las empresas públicas. La compra fue de manera directa a la brasileña Petrobras, según pudo saber este diario, aunque sin información oficial del monto. En el congreso, legisladores de la oposición realizarán un pedido de acceso a la información pública para conocer los montos.

Por otro lado, este martes habrá una licitación para comprar otros 10 barcos de GNL. Según fuentes del sector privado, el gas natural licuado está 20% más caro que si lo hubieran comprado a principio de año. En las primeras dos licitaciones compraron por un monto de entre U$S 9 y U$S 10 dólares, y ahora cotiza por encima de U$S 12, informaron fuentes empresarias.

►TE PUEDE INTERESAR: El dólar blue vuelve a la tendencia alcista tras dos ruedas en baja

"Vuelve" la obra pública

En este contexto, este lunes el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución 233, que ordena el inicio formal de las obras del "Reversal del Norte", el gasoducto que se necesita para llevar el gas de Vaca Muerta al norte del país y que no falte gas en 7 provincias, debido a la menor provisión desde Bolivia.

"Recién hoy se publica la resolución del Enargas que autoriza una obra pública por una empresa pública (Enarsa) para hacer un pequeño gasoducto y ampliar otro existente, y así llevar gas al NOA... pasado el invierno", criticó Juan José Carbajales, de la consultora Paspartú.

La estatal Enarsa avanzará con la construcción de un gasoducto de 122 kilómetros y ampliará el gasoducto norte con 'loops' paralelos y adecuaciones en 6 plantas compresoras. La operadora será Transportadora Gas del Norte (TGN).

"Llega tarde (se necesitará GNL y GO para suplir el faltante en este invierno), pero acertado. Ojalá sirva al Gobierno para moderar el influjo dogmático contra la obra pública estratégica", opinó Carbajales.

El ex ministro de Economía, Sergio Massa, había anunciado el inicio de la obra en agosto pasado, y preveía que iba a estar finalizada para mayo de este año. Sin embargo, el cambio de gestión presidencial paralizó la obra pública y se produjeron demoras. De hecho, gran parte de la vuelta del superávit fiscal se explica por una caída histórica en la obra pública.

►TE PUEDE INTERESAR: Una localidad de Mendoza fue la segunda más fría del país durante este martes